18 nov. 2010

Elyah

nace de mi alma un sentir:
¡alcese fuerte la Espera!
que sembraron a su paso
los que llevaban muy en alto
Fe confiada y bien certera.


Sólo Uno fundamenta,
todo aliento y toda prueba.
¡Amor que eres Fuego!
y luego gran Consuelo,
para venir a ser más tarde,
Luz poderosa y purificante.


Anda en Él, déjate prender
¡y álcese fuerte la Espera!

3 comentarios:

Capuchino de Silos dijo...

Felicitas.Qué arte y qué fluir de bonitas palabras para darle forma a un pensamiento tan bello.

Muchísimas gracias amiga.

Un besazo

lourdes dijo...

Gracias el alma que vive al señor esta en su presencia no sabe de otra cosa sino de darle a conocer ese Dios que lleva dentro que el Señor nos conceda la gracia de ser templos de predicación y casas de oración muy unidas en oración y un abrazo fuerte

Felicitas dijo...

Gracias a ti por venir, querida amiga.
Un abrazo bien fuerte.
Unidas en el Amor de Jesús.

¡Templos de predicación y casas de oración! ¡qué pensamiento más bello, Lourdes!
Unidas, hermana mía.