18 nov. 2010

Buen amigo



Como rodeando el mar aquella cala,
saludándola en cadencias rotundas,
así mira mi alma la tuya,
y te encuentra en soledades profundas...

como hallando un camino sereno,
por el cual tus pisadas pasaran,
con el canto del ave tan bello ,
recordando libertades fraguadas.

y te envuelve un austero silencio,
y encuentras consuelo en un vuelo,
bien rasante y desconsiderado,
¡te asemejas tanto al Verbo humanado!



oraciones que fluyen desde el alma,
no sé dónde perdi yo la constancia,
¡Médico sana esta tierra tan labrada,
por la que pisan y pasan mil cabras!

yoquisieras que me surgen bien pronto,
más un santo respeto me acalla,
y observo cómo puedo intervenir
aligerando un poco tu carga.

7 comentarios:

Capuchino de Silos dijo...

Uff ¡Qué oración tan bonita!

Me alegro tener amigas tan espirituales y queriendo al Señor tanto.

Muchas gracias por tu trabajo que es precioso.

Un besazo

El lirio del yermo dijo...

Escribes muy bien!

mar dijo...

Amén

Theo dijo...

Hola, me estremeció.Gracias.

Felicitas dijo...

Gracias a ti, querida amiga, por amar el arte y la belleza, dos conceptos que jamás debieron ser separados.
Un abrazo.

Lirio, amigo, otro abrazo para ti.

Amén, Mar y un besito.

Me alegro de que te haya estremecido, querido Theo.
¡Dios es grande!

Un abrazo a todos.

LAHDDEC dijo...

QUE BIEN ESCRIBES! ENHORABUENA ES UNA ORACION PRECIOSA.

Felicitas dijo...

Me alegro que te guste, hermana.
¡Un abrazo en Cristo Rey!