9 oct. 2010

¿Cómo hago oración?

1º Elegir un lugar tranquilo en el que poder rezar, sin estorbo.


2º Ayudarse de una imagen de la Virgen o del Señor, y encender alguna vela ante ella

VELA VIRGEN Pictures, Images and Photos

3º Sentarse, sin molestia, ante la imagen y optar por una posición corporal adecuada para
iniciar la oración.

4º Cerrar los ojos.

5º Ponerse en Presencia de la Virgen e implorar su intercesión.

6º Pedir al Señor perdón por las ofensas de toda la propia vida y su Gracia para no pecar más.

7º Comenzar por alabar a la Virgen por medio de 3 Avemarías, lentamente pronunciadas, como diciéndoselo a Ella, hablando, lanzándole esos piropos de amor y cariño.

8º Alabar al Señor, por medio de un Padrenuestro, recitado pausadamente, sin prisas, como hablándole a Él.

9º Esperar un poco, por si el Señor desea moveros a pensar en algo concreto, que sea de provecho, no quite la Paz interior y ayude a comprender mejor los caminos de Dios.

10º Si no viene la inspiración, coger el Rosario, y lenta y pausadamente, rezar un Misterio del Rosario, meditando un poco el Misterio que se contempla, recitando las oraciones a modo de alabanzas dichas a la Virgen y al Señor, para demostrarles vuestro amor y cariño, para desagraviar por tanto desamor y odio a Dios y los Suyos como se respira en nuestra sociedad .

Que las Avemarías se conviertan en una conversación con la Madre y deseo sincero de agradarla a Ella y al Señor.

Si en cualquier momento el Espíritu inspira algo distinto, seguirle, sabremos si es Él si nos da Paz interior, si nos la quitara, rechazarlo y seguir recitando las oraciones.

Esperar el momento de Dios. Él elige cuando comunicarse con el alma que le reza. EsperarLe humilde y conformadamente, que por algo es Nuestro Dios y Señor.



" Y porque no penséis se saca poca ganancia de rezar vocalmente con perfección, os digo que es muy posible que estando rezando el Paternóster os ponga el Señor en contemplación perfecta, o rezando otra oración vocal; que por estas vías muestra Su Majestad que oye al que le habla, y le habla su grandeza, suspendiéndole el entendimiento y atajándole el pensamiento, y tomándole -como dicen- la palabra de la boca, que aunque quiere no puede hablar si no es con mucha pena."

Santa Teresa de Jesús.

6 comentarios:

Caminar dijo...

Hace tiempo que escuche a un santo y sabio sacerdote decir, "en la oración, sálvese quien pueda" es decir que cada uno haga lo que el Espiritu le inspire, aunque no se trata de ser anárquicos en algo tan serio...
Hay quien le va bien dejarse llevar por una serie de pautas, sobre todo al principio, luego, uno simplemente está sabiendo que El también está y sin problemas...
La fidelidad al Espiritu es quien nos irá marcando lo que en cada instante de la vida tendremos que hacer, no es lo mismo la oración de un adolescente que la de una persona que lleva orando medio siglo...pero lo fundamental es estar, permanecer un día y otro, sabiendo que El también está. Da lo mismo decir palabras que callar, todo es bueno si nos lleva a Su Presencia ¿no crees?.
Un abrazo

Fernanda dijo...

Gracias por tus bonitos consejos, son muy útiles, porque las oraciones no conviene hacerlas a tontas y a locas, aunque por mi parte casi todas las hago ya en la camita, de noche.

Una vez me puse en el comedor con el Rosario y encendí una vela, pero no tenía blancas, tuve que coger la que me quedaba del Mercadona, que era azul , por un momento temí que se me apareciera Papá Pitufo.

Beozoozozos!!

Felicitas dijo...

Sí que lo creo, Caminar. En la oración, que es estar, como tú dices, con Quién sabemos nos ama, como decía Santa Teresa,debemos sentirnos libres de amarLe de tal o cual manera, y aún mejor, de la manera que el Espíritu nos dé a entender. También es cierto que al principio, cuando uno no tiene costumbre de orar, pueda ser bueno, tener unas ciertas pautas, que ayuden a salir del ruido exterior y entrar en ese Silencio interior, en el que Dios se nos manifiesta. Hoy hemos coincidido, porque tu post creo que también habla de estas cosas, aunque mucho mejor expresado. Me alegro de la coincidencia. Gracias por tus palabras.
Un abrazo.
;O)

Oye, Fernanda, más vale Papá Pitufo que Gárgamel... jiji
Yo tengo una vela roja, que parece un punto... ¿si la enciendo, aparecerás tú?
;O)
Ah, bezzozozozos!

lourdes dijo...

Hermosa compartir, gracias por visitarme la oración es la vida misma cuando soms capacez de descubrir ese Dios que llevamos dentro que habita en nosotros, entonce la vida se vueve una oración constinua por que sabe leer que todo lo que le acontece por muy dificil que sea viene de Dios, sólo el alma que ora encuentra a Dios en todo lo que le rodea aun en aquello más simple pidamos al Señor ser verdaderas almas de oración un abrazo fraterno y unidas en oración y gracias un vez más

Theo dijo...

Hola. Voy a encender una velita en mi oración, voy a buscar una para el día del Pilar.Gracias.

Felicitas dijo...

Muchas gracias a ti, Lourdes, por tus palabras y testimonio.
Un abrazo.
;O)

Eres como un niño, Theo, y por eso andas muy cerca del Reino.
Un abrazo, hermano.
;O)