2 oct. 2010

¡Auméntanos la Fe!


Lectura del Santo Evangelio según san Lucas 17, 5-10

En aquel tiempo, los apóstoles le pidieron al Señor:
- « ¡Auméntanos la fe!»
El Señor contestó:
- « Si tuvierais fe como un grano de mostaza, diríais a esa morera:
“Arráncate de raíz y plántate en el mar.”
¡Y os obedecería.!»




Beda, el venerable nos comenta:

Aquí el Señor compara la fe perfecta al grano de mostaza porque en su aspecto es humilde, pero ardiente en lo interior.


Hablando en sentido místico, se entiende por el árbol llamado morera -en cuyo color de sangre se ven brillar el fruto y las ramas-

al Evangelio de la cruz que por la predicación de los apóstoles ha sido arrancado del pueblo judío -donde, por decirlo así, había nacido- y trasplantado en el mar de los gentiles.

3 comentarios:

Elinge dijo...

Hola Felicitas:

La Fuerza de una semilla es otra de las genialidades del Creador. La Participación en la polinización, fertilización y explosión de algo tan pequeño en todo un árbol nos lleva a meditar el Origen de cada Proyecto del Señor.

También en nuestra alma ha arraigado alguna planta mala, un defecto dominante, que es mucho menor que una morera y que lograremos arrancar y arrojar al mar con Fe, en la obediencia de los Mandamientos y Preceptos del Señor. En el Amor. El origen está muy bien puntualizado y traído, la Fuerza de la Humildad; Verdad y Sencillez. Así arrancamos mucha mala hierba, Señor; ¡Auméntanos la Fe para Perseverar!.

Caminar dijo...

Sí, todo es pequeño, como una semilla, el bien y el mal, de nosotros depende lo que queramos hacer crecer.
Mientras tanto, perseveremos en la oración suplicando que el Señor nos aumente la fe ¿vale?
Un abrazo

Felicitas dijo...

Quizás cada proyecto del Señor comienza bien pequeño, ¿no?
De hecho el Proyecto más grande, nació humilde, pobre ignoto en el portal de Belén...
Sí, hay plantas malas en mi alma, tienes razón, Elinge, procuraré luchar contra ellas, que es luchar contra mí misma, ayudada de Su Gracia y del Sacramento de la Reconciliación, que tanto necesito.
Obediencia amorosa a los Mandamientos del Señor. Sí.
Humildad, Verdad y Sencillez. Sí.
¡Auméntanos la Fe, Señor, y la Caridad, para Perseverar! Amén.
Gracias.
;O)

Perseveremos en la oración, amiga, suplicándole nos aumente la fe, claro que sí! Muchas gracias.
Otro abrazo para ti.
;O)