3 sept. 2010

Encrucijada




camino arduo, defección e incomprensión,
¡cuánto duele el alma y el corazón
cuando tu padre no te ama,
cuando tu padre es tu censor!...

y en fiel silencio permaneces,
y en sufriente espera lamentas,
las ilusiones puestas,
el gran esfuerzo y el sudor...

Pero mira el Camino,
no mires alrededor,
sólo Él da sentido,
a todas tus renuncias,
y pronto llama suave
a tu pobre corazón.

Espera, hermano mio, el momento de Dios,
estate expectante, Él nunca te abandonó.
Sigue amándolo como a tu Todo,
y acepta la humillación.

Ama en gran desgarro y presiente ya su Don.
Mucho tiempo en silencio y
¿dónde estás mi adorado Amor?
" Pronto te sacudes el polvo que se te pegó."

Si la higuera no da fruto,
démosle tiempo, nos dijo Dios,
y un tiempo en desierto,
un tiempo en dolor,
y un tiempo de alborada pronto alegrará tu corazón.

" Espera en el Señor, ten ánimo, y espera en el Señor."

10 comentarios:

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Mi querida Feli, es desgarrador algunas estrofas del primer verso, pero lo entiendo y comparto.
No he podido seguir leyendo........
Con ternura
sor.cecilia

Margalida dijo...

Este poema me recuerda mucho al del amigo peregrino.

Diría que ya ha elegido un camino, pero sigue sin sentir el latido, ha avanzado mucho desde entonces.

Es precioso, también me recuerda un poco al cantar de los cantares cuando la amada busca al amado.

-----------

siguieron los años ...

PROMESAS DE SALVACIÓN Sofonías, 3,9-20

15Yahveh ha retirado la sentencia contra ti,
ha expulsado a tus enemigos.
Yahveh, rey de Israel, está Contigo,
ya no tienes que temer mal alguno...


es muy agradable el vislumbrar su AMOR de padre amoroso.

Felicitas dijo...

Gracias, querida Sor Cecilia, por sentirlo conmigo. Un abrazo.
;O)

Tus ecos, querida Margalida, me encantan, te salen del alma, del corazón y tienen pinceladas proféticas...
Un abrazo i molts petons!
;O)

Caminar dijo...

Creo que sólo la poesía "supera" el silencio. Lo demás intenta decir y no sé si lo consigue.
Un abrazo

Fernanda dijo...

Es maravilloso, estabas de lo más insipirada por tu fiel Musa.

Desde luego es triste ver que no somos valorados por alguna persona, pero esto no debe afectar a nuestro obrar para nada. A mí el poemita me recuerda a aquello frase del Quijote de "perros ladran...

Bezosss!!

Felicitas dijo...

Y cuan corta se queda la poesía cuando intenta plasmar las cosas de Dios, ¿no crees, Caminar?
Pero, podemos intentarlo, al menos, con su Gracia.
Un abrazo.
;O)

¿Ladran? , luego, ¡cabalgamos, Sancho! Sí, muy cierto, Fernandita.
Me alegro mucho que lo veas así. Eso es signo de fortaleza.
BEzozozozozoss

;O)

Caminar dijo...

Sí, lo creo. Para hablar de las cosas de Dios, pues eso la PALABRA y lo demás, la poesía, el silencio, la palabras, son hueras y ...pero es lo que tenemos.
Al menos el intentar compartir alivia ¿verdad?
Un abrazo

Felicitas dijo...

Compartir...como aquella canción que cantamos de vez en cuando... Creo que compartir con los hermanos es una de las grandes gratificaciones que Dios nos concede en esta vida caduca.
Unidas en la oración.
Un beso.
;O)

Theo dijo...

Hola.Elevación mayor, llena todo de ESPERANZA.Gracias.

Felicitas dijo...

Gracias a ti, Theo, por sentirlo conmigo. Un abrazo.
;O)