26 sept. 2010

El Angelus del Papa



Al presidir este mediodía el rezó del Ángelus en el Palacio Apostólico de Castel Gandolfo, el Papa Benedicto XVI dijo que el camino a la vida eterna, hacia Dios, es el amor, que no es un sentimiento sino el servicio a los demás en la caridad de Cristo.

Ante miles de fieles presentes el Santo Padre se refirió al evangelio de este domingo sobre el rico Epulón y el pobre Lázaro: "el primero vive en el lujo y en el egoísmo y, cuando muere, acaba en el infierno. Mientras que el pobre, que se alimentaba con lo que caía de la mesa del rico, cuando muere es llevado por los ángeles a la morada eterna de Dios y de los santos".

Seguidamente el Papa recuerda: "‘Bienaventurados los pobres, porque vuestro es el Reino de Dios’, había proclamado el Señor a sus discípulos, pero el mensaje de la parábola va más allá, nos recuerda que, mientras estamos en este mundo, debemos escuchar al Señor, que nos habla mediante las Sagradas Escrituras, y debemos vivir según su Voluntad.
Pues, si no lo hacemos, después de la muerte será ya demasiado tarde para arrepentirse".

El Papa resaltó luego que "esta parábola nos dice dos cosas: la primera es que Dios ama a los pobres y los eleva de su humillación. La segunda es que nuestro destino eterno está condicionado por nuestra conducta. Nos corresponde a nosotros seguir el camino que Dios nos ha mostrado para alcanzar la vida y esta senda es el amor, no entendido como sentimiento, sino como servicio a los demás, en la caridad de Cristo".

(Aciprensa)




Así que toda Ley se resume en vivir el Amor Divino en sus dos dimensiones, la vertical y la horizontal. Y no hay una sin la otra. Si flaqueo en cualquiera de las dos, la otra se verá afectada de inmediato, porque si mi amor al prójimo no se fundamenta en el Infinito Amor que Jesucristo nos tiene a todos y cada uno de nosotros, será un amor limitado por el afán de hacer la propia voluntad y no será una Obra de Dios en mí y por mí, como lo es en el caso de los santos.
Y si mi Amor a Dios no va acompañado por el diario esfuerzo en amar y hacer el bien a mi prójimo, en las mil facetas que la misma vida nos presenta constantemente, como dice el Apóstol, seré un mentiroso, una trompeta que suena hueca, un farsante, un hipócrita.

¡Ayúdanos, Madre, en esta tarea de hacer vida ese Amor que nos habita y desea hacernos Suyos! Amén.

16 comentarios:

Elinge dijo...

Hola Felicitas:

Ella nunca deja esa Labor de Auxilio, tienes razón, es nuestra mejor guía al Cielo; "haced lo que Él os diga".

Discrepo sobre tomar sólo dos dimensiones del Amor Divino, hemos de tomar las tres, la vertical y horizontal las has reflejado magníficamente, es así, como dice San Pablo, y es muy fácil comprobarlo. Por eso precisamente, echo en falta la tercera dimensión, la que nos lleva al Servicio en Plenitud. El espacio entre el vertical y el horizontal, que ni es uno ni el otro y es en el que nos movemos Espiritualmente. El encuentro de los tres planos es un punto, uno mismo, nuestra existencia y lo más maravilloso, Dios en uno, dentro de nos, o mejor visto por el Apóstol, nosotros en Él que es Eterno y Permanece, en quién vivimos, nos movemos y existimos. El tercer plano es posible por el nacimiento en el Agua y la Sangre, es en la Iglesia en la que la Plenitud se alcanza. el Espíritu que se nos ha dado. Por eso es tan importante en la liturgia el Lavatorio, no sólo en Jueves Santo. Es la Labor sacerdotal de todos los fieles en la Obediencia, el Servicio.

En esta vision de los Tres que forman el Espacio del Encuentro, estamos abiertos a la necesidad de próximo en cada momento de nuestra existencia pues vivimos en Comunión con toda la Iglesia al pertenecer como piedras Vivas del Templo del Espíritu, del Cuerpo. Por ello es tan importante permanecer en Gracia y Perseverar. Entonces las Obras son las de Dios en mí y por mí en el Espíritu que Obra a Voluntad, Libre dentro de mí, su instrumento, su útil, porque, efectivamente, no seguimos nuestra voluntad sino la Voluntad del que se ciñe la toalla y toma la palangana para Servir. No es en el plano vertical, no es en el plano horizontal sino en el espacio que hay entre los dos en que lo llegamos a realizar y la Obra así dispuestra crece y madura ya sin nuestra intervención, porque está sembrada en la Tierra Fértil y es Él el que hace lo que dispuso cuando nos llamó a Servir. Entonces decubrimos aquello de que somos unos siervos "inútiles" al descubrir la maravilla de la Obra de Dios que sobrepasa cualquier espectativa o plan y Asombrados, empequeñecidos, somos elevados al ser llamados Amigos por Él.

Fernanda dijo...

Trateremos de hacerlo bien en horizontal y en vertical, gracias por el consejo.

En fin, ya en serio, pero tus reflexiones como siempre me encantan.Creo que cuando hacemos una obra bondadosa es Dios quien ha trabajado en nosotros, hemos funcionados de simples canales del Amor de Dios, y ni siquiera hemos de tomarnos en serio las halabanzas, pues fue El Espiritu Dios quien inspiró la acción.

bezoozs y abraozozs!!

Fernanda dijo...

halabanzas? Tierra trágame!!

Caminar dijo...

Gracias por la entrada, pero después de leer el comentario de Elinge, pues que me he quedado sin palabras. UFFFFFFFF!!!!!!!!!!

Felicitas dijo...

Querido Elinge,
me he leído tu comentario varias veces, pausadamente, intentando comprender lo que me quieres comunicar, y te he de reconocer que me cuesta entenderlo.
Me lo llevaré como texto de meditación ante el Santísimo, a ver si se apiada de mí y me da un poco de Luz, porque soy muy dura de mollera, como me llama Fernanda a veces, y tiene razón.
Muchas gracias, hermano.
;O)

Creo que has sintetizado muy bien el tema, Ferdy. Cuando actuamos cumpliendo los Quereres Divinos, es el Espíritu el que impulsa nuestras acciones y palabras.
Él en, con y por nosotros y vice versa.
BEzozozozozos,

;O)

Ah, y no te preocupes por las jalabanzas que ya sabes que me gusta mucho la jarmonía.... jiji

Hola, Caminar, preciosa, efectivamente, a mí me ha pasado lo mismo, hermana. Bebamos, pues, todas esas verdades que manan del Sagrado Corazón de Jesús y que deriva hacia nosotros por mediación de sus discípulos amados.

Un abrazo.
;O)

Elinge dijo...

Hola Felicitas:

Siento mucho lo mal que me explico. Especialmente tratando de comentar de manera resumida.

"Dios ama a los pobres y los eleva de su humillación... Nos corresponde a nosotros seguir el camino que Dios nos ha mostrado para alcanzar la vida y esta senda es el amor, no entendido como sentimiento, sino como servicio a los demás, en la caridad de Cristo"

La Caridad de Cristo. Nuestro carácter Cristiano nace del Bautismo, nuestro nacimiento es en la Esposa que es Fruto del Costado del Dormido, como antaño prefiguró Eva saliendo de Adán. Somos miembros de la Iglesia, piedras vivas, es en Comunidad, en Gracia que nuestra existencia llega a la Plenitud, por eso se alcanzará D.M. al resucitar un día. Ésta vida es una prueba de fidelidad, un ensayo del amor que vamos a vivir en Plenitud. Cuando Cristo sea Todo en todos. En ese espacio entre lo vertical y lo horizontal, en medio, allí es donde hemos de obrar para que el Espíritu, y con Él el Padre, y el Hijo, los Tres obren. No hay obra de uno, como ususalmente decimos para aclararnos, por eso seguramente queden mis torpes palabras oscuras, es en la Libertad Plena del espacio de la Voluntad de Dios, incondicional y Todopoderoso en el que uno bien comprede ser esa nada, pero sobre todo, el Amor del Amor por su criaturica, por su polvico, por su nada, que lo ha movido desde el Principio a Entregarse por él. El desprendimiento de Dios, vía del enamorado, Camino que habla de lo que oye del Padre, y el Espíritu que recibe del Hijo, las referencias Trinitarias que hace nuestro Señor en los Evangelios, se engarzan y unen sinfónicamente en el conjunto mostrando la unidad de todo, cómo es Cristo el Centro de todo. Ante el Santísimo,mejor lleve las palabras de Su Vicario, déje mis letricas y pregúntele: ¿Cómo puedo Amar mejor Jesús? Enséñame a hacerlo como Tú. Y Escuche...para que en todo amor se aproxime más al plano vertical y horizontal, es decir, con menos apegos, preferencias, apetitos, gustos, condiciones, y sea más Divino, más puro, más cristalino, más valiente, venciendo esa inicial repugnancia, desgana, aversión ó apego, similitud, conveniencia, empatía, etc.

Servir aquien entra por la puerta, a quien se acerca, a quienes nos acercamos, servir a nuestro Señor en todos y cada uno, es descubrir el Rostro de Dios allí donde dejó su Huella, su Imágen y nos hace Semejantes. En el Espacio es donde cada movimiento es vertical, horizontal y adquiere Profundidad, sin apego ninguno más que a su Señor.

Elinge dijo...

Bueno, vamos a la geometría:

Hagamos un acto de servicio al hermano, es decir; un movimiento en el plano horizontal.
-Abra un libro y mantenga la tapa en sentido vertical, a medio abrir del todo-

Nos movemos en el sentido de la primera página, un plano horizontal, que no sale del plano.Queda atrapado allí, en el suelo, en la tierra, es la solidaridad humana, un acto humano sin trascendencia o elevación respecto a la Divinidad.

Ahora realicemos una oración personal de tú a Tú, de Dios conmigo, nos movemos por la tapa que mantiene vertical, queda atrapado en el plano y se puede elevar tanto como la pureza de su oración alcance a ser Escuchada por el Creador Todopoderoso.

Bien, ambos movimientos quedan atrapados por sus planos, siendo fácil comprender el movimiento horizontal, el vertical se encuentra muy limitado por el peso de nuestra enemistad o amor al Creador.

Si en el movimiento horizontal, de amor al prójimo, lo amo por amor a Dios; muevome en horizontal y luego subo desde ese punto en vertical ¿qué ocurre? que me encuentro en una zona del espacio que ni es la tapa ni es la primera hoja... ése es el Espacio.

Padre mío que estás en el Cielo, Santificado sea por mí tu nombre, vengame a mí tu reino... No, no fue así como nos enseñó a Orar.

Padre NUESTRO (movimiento horizontal, necesito alguno más conmigo) que está en el Cielo ( apuntamos ya hacia arriba), Santificado sea tu Nombre ( por nosotros no sólo por mí, hacer que sea Santificado por los demás también me importa, nos hemos elevado con la Alabanza al Santo Nombre de Dios) -ya estamos en el Espacio- y ahora; Ahora Todo; Venga a nosotros Tu Reino... en plena libertad de movimiento ahora llega Todo el Reino en nosotros, se Hace Su Voluntad, en Gracia y por Gracia,Así en la Tierra como en el Cielo... y sigue con movimiento libre de ascensión y crecimiento.

Un movimiento en horizontal de un alma sin estar en Gracia de Dios, le falta prácticamente Todo. Esa Gracia la da Dios por el Bautismo o un acto de Contricción Perfecta, y la da la Iglesia a la que pertenece el Bautizado se alcanza por el Sacramento de la Reconciliación...

Cualquier otro infiel, se está moviendo o bien en un plano o bien en el otro, atrapados. Por eso la llegada, el Anuncio del Reino es tan Importante. La Libertad de los Hijos de Dios.La Evangelización es nuestra Missión, Id por todo el Mundo y Proclamad la Buena Nueva. La labor que realizas en este medio es precisamente esa Felicitas, Evangelización para mí y para todos y eso es no sólo un mandato, ¡es un gustazo! porque lo hacemos enamorados, es por amor al amor, y si, por ventura, pudiéramos hacerlo sin que se entere Él...pues mejor.

Elinge dijo...

En ese punto del Espacio que no pertenece ni a un plano ni al otro, uno descubre estar inmerso en el Amor. En el océano de la Misericordia, en la Gran Corriente del Amor Trinitario, el Corazón de Dios. Es el sitio en Calma, el Sosiego interior, el lugar en el que Dios está Escondido, en el Secreto de tu interioridad, es el Huerto de tu Meditación, Oración y Labor.

Allí, a la vera de María. Allí, ¡Qué bien se está aquí!

Y Fuera, mucha batalla y líos y más jaleo, que mientras el segundero se mueva, tiene haber lucha y mérito, pero dentro todo recogido y en calma.

Perdonado, Sanado, Amando. Tomado, Bendecido, Partido, Entregado, Comido. Dios ardiendo sin consumir la antorcha de tus entrañas Felicitas. Ahí, dejas hacer al Amor, gemir al Espíritu y Escuchas las Alabanzas y Cánticos del Amor. Por Cristo, tú también Víctima. Con Cristo, tú también Hija. En Cristo, tú también Santa.


-ya sé, me dirás que falta, que hay mucho por medio, te digo que sales del confesionario que si te vieras te pasmarías de lo reluciente y brillante que estás. Que Dios no hace nada a medias y todo lleva y llega, y que nunca hemos de decir que hemos llegado aquí en esta mala posada, pero que la Esperanza reine, y con ella esa Fe fortalecidas ambas en Caridad, ¿qué Caridad?, Mujer, la Caridad de Cristo. Claro-

Elinge dijo...

Misterio de Encarnación.

Elinge dijo...

Por Cristo, tú también Hija. Con Cristo, tú también Santa. En Cristo, tú también Víctima.

Por Cristo, tú también Santa. Con Cristo, tú también Víctima. En Cristo, tú también Hija.

Elinge dijo...

...como el Hijo del hombre,que no vino para ser servido, sino para servir y dar su vida en rescate por una multitud.

Mt(20,28)

El Hijo del hombre... dice Dios Todopoderoso Creador de cielos y tierra.

Elinge dijo...

...y dar su vida en rescate por una multitud.


..por tus planticas, sí, si. Para eso tomaste la Cruz...

¡¡Tú sígueme!!

dice el Señor.

Elinge dijo...

..por tus planticas Felicitas, sí, si. Para eso tomaste la cruz...

¡¡Tú sígueme!!

dice el Señor.

Felicitas dijo...

♫♪♪♫♪♫♪♪♫♪♪♫♪♫♪♪

¡Anunciaremos tu Reino, Señor,
Tu Reino, Señor, Tu Reino!

♫♪♪♫♪♫♪♪

Reino de Paz y Justicia,
Reino de Vida y Verdad,
¡Tu Reino, Señor, Tu Reino!

♪♫♪♫♪♪

Reino de Amor y de Gracia,
Reino que habita en nosotros,
¡Tu Reino, Señor, Tu Reino!

♪♫♪♫♪♪

Reino que sufre violencia,
Reino que no es de este mundo,
¡Tu Reino, Señor, Tu Reino!

♪♫♪♫♪♪

Reino que ya ha comenzado,
Reino que no tendrá fin,
¡Tu Reino, Señor, Tu Reino!

♪♫♪♫♪♪♫♪♪♫♪♫♪♪

Felicitas dijo...

Creo que algo he avanzado a estas horas... ¡Menos mal!... Mira:

El espacio que hay entre la vivencia sola del Amor hacia y desde Dios por uno, y la vivencia del amor hacia y desde el prójimo, es la perfección del Amar, pues es Amar al prójimo por y con el Amor de Dios y es Amar a Dios teniendo siempre presente a los hermanos,a la Iglesia que somos todos, ¿no?

Por eso el moverse en ese espacio que entrelaza, que une ambos Amores es el vaivén constante que Dios mismo nos propone, un ir y venir hacia Dios, un ir y venir hacia los hermanos, constante, permanente. ¿No es eso?

Muy agradecida por tanta buena doctrina. Dios te bendiga, hermano.
Unidos en la oración.
;O)

Elinge dijo...

Hola Felicitas:

¡Magnífico!

Cantemos, cantemos
♫♪♪♫♪♫♪♪♫♪♪♫♪♫♪♪

¡Anunciaremos tu Reino, Señor,
Tu Reino, Señor, Tu Reino!

♫♪♪♫♪♫♪♪