29 sept. 2010

Adelante

Adelante por el camino,
y no miremos hacia atrás,
que la nostalgia no nos saque
la querencia de seguirLe hasta el final.





Adelante, aunque sólos,
pero al tiempo acompañados,
un Espíritu que anima
un océano de almas.

Adelante, aunque quemen las señales de batalla,
adelante, confiados en tan Divino Señor,
que Su Cuerpo hace alimento,
y Su Sangre Eterno Momento,
En el que el alma queda bañada
y de la grana pasa al blanco.

Después de tantas guerras pasadas,
lamentas el tiempo perdido,
y, como ya te queda poco, te propones
aprovecharlo y , según Él ,vivirlo.
Adelante, aunque cansados,
nuestros pasos algo lentos,
pero fuertes y apoyados en un Poder
que no tiene contrario.

Luchadores en silencio,
desapercibidamente mansos,
fortalecidos en roca viva,
humillados y salvados.

No a nosotros la Gloria,
no a nosotros,
sino a Ti, al que es Todo Santo,
y con tus ángeles alabamos
Tus Perfecciones, ¡Oh, Bienamado!

Todos con Pedro avanzamos,
y al que se quede avisamos,
más nada resta luminiscencia
al Astro Sol que nos calienta.

Al Padre Eterno, nuestra obediencia,
Al Hijo Santo, consagración,
y al Bello Espíritu un vuelo alto
para honrarle de corazón.

Amén.

Imagen




Nubes oscuras sobre un campo bien arado se ciernen ...
Frutos de la tierra, baldíos, en volandas del aire,
así son los hombres que piden silencio entorno suyo
mientras mienten y atropellan educadamente...
¡y aún dan a entender sutilmente que la tierra que pisan es un fraude!



Tierra arada con dolor y con esfuerzo,
en tu seno pasearon mil muertes,
que forjaron una voluntad bien firme,
de buscar el Reino, cueste lo que cueste,
confiando con Fe y gran pasión
en Aquel que se reveló como El Amor.

26 sept. 2010

El Angelus del Papa



Al presidir este mediodía el rezó del Ángelus en el Palacio Apostólico de Castel Gandolfo, el Papa Benedicto XVI dijo que el camino a la vida eterna, hacia Dios, es el amor, que no es un sentimiento sino el servicio a los demás en la caridad de Cristo.

Ante miles de fieles presentes el Santo Padre se refirió al evangelio de este domingo sobre el rico Epulón y el pobre Lázaro: "el primero vive en el lujo y en el egoísmo y, cuando muere, acaba en el infierno. Mientras que el pobre, que se alimentaba con lo que caía de la mesa del rico, cuando muere es llevado por los ángeles a la morada eterna de Dios y de los santos".

Seguidamente el Papa recuerda: "‘Bienaventurados los pobres, porque vuestro es el Reino de Dios’, había proclamado el Señor a sus discípulos, pero el mensaje de la parábola va más allá, nos recuerda que, mientras estamos en este mundo, debemos escuchar al Señor, que nos habla mediante las Sagradas Escrituras, y debemos vivir según su Voluntad.
Pues, si no lo hacemos, después de la muerte será ya demasiado tarde para arrepentirse".

El Papa resaltó luego que "esta parábola nos dice dos cosas: la primera es que Dios ama a los pobres y los eleva de su humillación. La segunda es que nuestro destino eterno está condicionado por nuestra conducta. Nos corresponde a nosotros seguir el camino que Dios nos ha mostrado para alcanzar la vida y esta senda es el amor, no entendido como sentimiento, sino como servicio a los demás, en la caridad de Cristo".

(Aciprensa)




Así que toda Ley se resume en vivir el Amor Divino en sus dos dimensiones, la vertical y la horizontal. Y no hay una sin la otra. Si flaqueo en cualquiera de las dos, la otra se verá afectada de inmediato, porque si mi amor al prójimo no se fundamenta en el Infinito Amor que Jesucristo nos tiene a todos y cada uno de nosotros, será un amor limitado por el afán de hacer la propia voluntad y no será una Obra de Dios en mí y por mí, como lo es en el caso de los santos.
Y si mi Amor a Dios no va acompañado por el diario esfuerzo en amar y hacer el bien a mi prójimo, en las mil facetas que la misma vida nos presenta constantemente, como dice el Apóstol, seré un mentiroso, una trompeta que suena hueca, un farsante, un hipócrita.

¡Ayúdanos, Madre, en esta tarea de hacer vida ese Amor que nos habita y desea hacernos Suyos! Amén.

Omisiones


Mis omisiones son tan silenciosas,
que pasa el viento y se lleva las rosas.
Rosas de amor que debí repartir,
a aquellos que sufren y no pueden salir,
de sus penas sin la Ayuda del Divino Amor,
sí, ese del que digo que habita mi corazón.




Aquilata, oh Señor, esta nave que bambolea,
pues deseo con gran fuerza la Finura de tu Amor,
anestesia mi amor propio, es traidor y estropea,
toda aspiración honesta y toda buena inclinación.

21 sept. 2010

Defecciones


Amigos míos, extraños en desafío...
Supuestos amores que son frías defecciones,
"yo puse cariño, yo puse alegría,"
y como pago:  el desamor y la cruel ironía.





Y así te asemejas al Señor crucificado,
rechazado y condenado por hablar la verdad.
Corazón que miras recto, bondadoso y fiel,
no entretengas tus afectos,
con comportamientos abyectos,
ya es hora de la consulta del Oráculo del Señor.






"El Amor no es amado", dijo un día una voz,
y a eso nos dedicamos ¡y por Él tú das lo mejor!
Sólo Tú, nuestro buen Dios, permaneces siempre amante,
y nosotros, bien pequeños,
esperamos en tu Amor.


In te confido, Signore!
¡Mi Jesús, confío en Ti!
Que ta volonté soit faite,
sur la terre comme au ciel!
Amen.

19 sept. 2010

COR AD COR LOQUITUR

Beatificación de John Henry Newman.




John Henry Newman, uno de los grandes intelectuales cristianos del siglo XIX, nació en 1801 en Londres. En búsqueda de espiritualidad desde su adolescencia, estudió teología en la Universidad de Oxford, donde también enseñó durante un tiempo, y se convirtió en pastor anglicano. Lideró el Movimiento de Oxford, que buscaba las raíces católicas de la fe en Inglaterra. En 1842, mientras escribía su "Ensayo sobre el Desarrollo de la Doctrina Cristiana" maduró su conversión al catolicismo. Fue admitido en la Iglesia Católica en 1845 y se ordenó sacerdote católico el 1 de junio de 1847 en Roma. Tras la ordenación sacerdotal, alentado por el Papa Pío IX, fundó el primer Oratorio de San Felipe Neri en Inglaterra. En 1851 fue nombrado rector de la Universidad Católica de Dublín, cargo que ejerció hasta 1854. El Papa León XIII le creó cardenal en 1879. Falleció el 11 de agosto de 1890 en el Oratorio de Edgbaston. Su proceso de beatificación comenzó en 1958 y Benedicto XVI aprobó en julio de 2009 el milagro que reconoce a Newman la intercesión por la curación del diácono Jack Sullivan, aquejado de una grave enfermedad en la columna vertebral.

El Santo Padre llegó al helipuerto de Birmingham a las 9,30 y desde allí se trasladó en automóvil a Cofton Park, en la localidad de Rednal, muy cerca del lugar de la sepultura del cardenal Newman. Después de saludar en papamóvil a los 70.000 presentes y de recibir el saludo del arzobispo de Birmingham, monseñor Bernard Longley, celebró la Santa Misa por la beatificación de John Henry Newman.

En su homilía, antes de referirse al nuevo beato, el Papa recordó que este domingo "representa también un momento significativo en la vida de la nación británica, al ser el día elegido para conmemorar el setenta aniversario de la Batalla de Bretaña. Para mí, que estuve entre quienes vivieron y sufrieron los oscuros días del régimen nazi en Alemania, es profundamente conmovedor estar con vosotros en esta ocasión, y poder recordar a tantos conciudadanos vuestros que sacrificaron sus vidas, resistiendo con tesón a las fuerzas de esta ideología demoníaca. (...) Setenta años después recordamos con vergüenza y horror el espantoso precio de muerte y destrucción que la guerra trae consigo, y renovamos nuestra determinación de trabajar por la paz y la reconciliación, donde quiera que amenace un conflicto".

Pero, añadió, "existe otra razón, más alegre, por la cual este día es especial para Gran Bretaña, para el centro de Inglaterra, para Birmingham. Éste es el día en que formalmente el Cardenal John Henry Newman ha sido elevado a los altares y declarado beato".

"Inglaterra tiene un larga tradición de santos mártires, cuyo valiente testimonio ha sostenido e inspirado a la comunidad católica local durante siglos. Es justo y conveniente reconocer hoy la santidad de de un confesor, un hijo de esta nación que, si bien no fue llamado a derramar la sangre por el Señor, jamás se cansó de dar un testimonio elocuente de Él a lo largo de una vida entregada al ministerio sacerdotal, y especialmente a predicar, enseñar y escribir. Es digno de formar parte de la larga hilera de santos y eruditos de estas islas, San Beda, Santa Hilda, San Aelred, el Beato Duns Scoto, por nombrar sólo a algunos".

"El lema del Cardenal Newman, "Cor ad cor loquitur, "el corazón habla al corazón", nos da la perspectiva de su comprensión de la vida cristiana como una llamada a la santidad, experimentada como el deseo profundo del corazón humano de entrar en comunión íntima con el Corazón de Dios. Nos recuerda que la fidelidad a la oración nos va transformando gradualmente a semejanza de Dios".

"El Evangelio de hoy afirma que nadie puede servir a dos señores y el Beato John Henry, en sus enseñanzas sobre la oración, aclara cómo el fiel cristiano toma partido por servir a su único y verdadero Maestro, que pide sólo para sí nuestra devoción incondicional Newman nos ayuda a entender en qué consiste esto para nuestra vida cotidiana: nos dice que nuestro divino Maestro nos ha asignado una tarea específica a cada uno de nosotros, un "servicio concreto" confiado de manera única a cada persona concreta".

"El servicio concreto al que fue llamado el Beato John Henry incluía la aplicación entusiasta de su inteligencia y su prolífica pluma a muchas de las más urgentes "cuestiones del día". Sus intuiciones sobre la relación entre fe y razón, sobre el lugar vital de la religión revelada en la sociedad civilizada, y sobre la necesidad de una educación esmerada y amplia fueron de gran importancia, no sólo para la Inglaterra victoriana. Hoy también siguen inspirando e iluminando a muchos en todo el mundo".

"Me gustaría rendir especial homenaje a su visión de la educación, que ha hecho tanto por formar el ethos que es la fuerza motriz de las escuelas y facultades católicas actuales. Firmemente contrario a cualquier enfoque reductivo o utilitarista, buscó lograr unas condiciones educativas en las que se unificara el esfuerzo intelectual, la disciplina moral y el compromiso religioso. El proyecto de fundar una Universidad Católica en Irlanda le brindó la oportunidad de desarrollar sus ideas al respecto, y la colección de discursos que publicó con el título "La Idea de una Universidad" sostiene un ideal mediante el cual todos los que están inmersos en la formación académica pueden seguir aprendiendo. (...) Hoy (...) pido para que, a través de su intercesión y ejemplo, todos los que trabajan en el campo de la enseñanza y de la catequesis se inspiren con mayor ardor en la visión tan clara que el nos dejó".

Benedicto XVI recordó por último "la visión del ministerio pastoral bajo el prisma de la calidez y la humanidad" del cardenal Newman, que plasmó "en sus desvelos pastorales por el pueblo de Birmingham, durante los años dedicados al Oratorio que él mismo fundó, visitando a los enfermos y a los pobres, consolando al triste, o atendiendo a los encarcelados".

"No sorprende que a su muerte -concluyó- tantos miles de personas se agolparan en las calles mientras su cuerpo era trasladado al lugar de su sepultura, a no más de media milla de aquí. Ciento veinte años después, una gran multitud se ha congregado de nuevo para celebrar el solemne reconocimiento eclesial de la excepcional santidad de este padre de almas tan amado". ...
Después recordó que "cuando el Beato John Henry Newman vino a vivir a Birmingham, dio el nombre de "Maryvale" a su primera casa en este lugar. El Oratorio que fundó está dedicado a la Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen. Y puso bajo el patrocinio de María, Sedes Sapientiae, la Universidad Católica de Irlanda. De muchas maneras, vivió su ministerio sacerdotal con un espíritu de devoción filial a la Madre de Dios.".

(Vatican Information Service)


Pongamos nuestro corazón en Dios



procurando una mirada limpia, exenta de intereses personales


amando a los hermanos por lo mucho que Él los ama


convirtiendo nuestras metas en tres:



Trinité que j'adore, aidez-moi à m'oublier entièrement pour m'établir en vous,
immobile et paisible, comme si déjà mon âme était dans l'éternité !
Que rien ne puisse troubler ma paix, ni me faire sortir de vous, ô mon Immuable,
mais que chaque minute m'emporte plus loin dans la profondeur de votre Mystère !

Elisabeth de la Trinité


Oh, Dios mío, Trinidad a quien adoro!
Ayudadme a olvidarme enteramente
para establecerme en Vos, inmóvil y tranquila,
como si mi alma estuviera ya en la eternidad.
Que nada pueda turbar mi paz, ni hacerme salir de Vos, ¡oh mi Inmutable!,
sino que cada minuto me haga penetrar más en la profundidad de vuestro Misterio.  

17 sept. 2010

Buen conformar y abandono en Dios





¿A qué apenarse tanto por las pequeñas cosas?

Guardemos el pesar para lo irreversible.

Si se olvidan los besos y marchitan las rosas,

soportemos la vida, con ánimo apacible.



Vistámonos con alas de etéreas mariposas,

soñemos en lo alto la cumbre inaccesible,

que dejando detrás ideas enojosas

la vida cotidiana será más accesible.



Aceptemos un mundo que sea conciliable;

un solo hecho cuenta carácter trascendente:

el hecho de no ser, un día, de repente,

y de decir adiós a todo lo mutable,

viviendo en armonía, tratando que no estorbe

nada de lo minúsculo, ante el girar del orbe.



Marilina Rébora



12 sept. 2010

Dios toma la iniciativa


" Dios está incansablemente buscándonos y recorriendo aquel camino que de Él nos separa ", afirmó hoy Benedicto XVI, durante el Angelus en Castel Gandolfo.



Cuando Jesús habla del pastor que va tras la oveja descarriada, de la mujer que busca el dracma, del padre que sale al encuentro del hijo pródigo y lo abraza, no se trata sólo de meras palabras, sino que es la explicación de su propio Ser y Actuar”, dijo el Santo Padre meditando sobre el Evangelio de hoy.




Si me buscas, Señor y Padre mío, ¿ para qué lo haces?
¿Para castigarme? No.
¿ Por que me amas ? Sí.

Entonces, si sé que me amas tanto, ¿por qué me siento tantas veces distante de Ti?
O mejor dicho, ¿ Por  qué me parece que me hallo a menudo lejos de ti, metida en asuntos temporales, que reclaman toda mi atención y no me permiten acordarme de tu Santa Presencia?

" Estar siempre con Él es una Gracia y hay que pedirla mucho", me dijeron hace poco.
Dame, pues, Señor esa valiosísima Gracia de poder hallarme siempre y en todo momento ante tu Divina y Amorosa Presencia, acordándome de Ti, y haciendo y actuando en todo con el deseo de agradarte y obedecerte. Concédenosla, te lo pedimos. Amén.

7 sept. 2010

¡Es Él!


tu Misterio nos visita...


qué emoción siente el alma...

tu Misterio mueve hilos que nos

pasan desapercibidos,

pero el alma presiente,

que algo está gestándose,

algo prepara nuestro Buen Padre,

algo que es Don y es Intervención.

Depronto aquel eterno silencio,

se vuelve elocuente y le pregunta el niño

al viejo: ¿en dónde le ves?

Y el viejo lo mira y sonríe,

más no sabe explicarse y dice:

Es la brisa que suave te roza,

es un beso callado de Madre,

es un toque a penas perceptible,

y es la hermana que te dice: te quiero,

el hermano que te llama: ¡Es Él!

y entonces tu alma se recoge,

porque sabe que su Paso es raudo,

hay que abrir bien los ojos del alma,

y olvidar lo caduco en Él.

5 sept. 2010

Vuestro Padre del Cielo


Sabemos amar a nuestros hijos



Son esos amores fuertes que permanecen en el tiempo



Porque nos dieron la vida, nos amaron y nos cuidaron



Y es de justicia pagar amor con amor


Y Dios, nuestro Padre, Origen y Amor,
que nos ha entregado lo mejor de sí mismo,
su Hijo muy amado, para que tuviéramos vida en Él,
también desea ser amado con ese tipo de amor fiel
que permanece en el tiempo, es confiado y todo
lo espera de su Bendita Paternidad.
Hasta que nos demos cuenta que todo amor humano
no es más que un reflejo del Infinito Amor que Él nos tiene.

Padre Bueno, en Tus Manos ponemos nuestras vidas,
nuestro amor y todo cuanto tenemos,
nuestros amados todos,
y nuestro momento final. Amén.

3 sept. 2010

Encrucijada




camino arduo, defección e incomprensión,
¡cuánto duele el alma y el corazón
cuando tu padre no te ama,
cuando tu padre es tu censor!...

y en fiel silencio permaneces,
y en sufriente espera lamentas,
las ilusiones puestas,
el gran esfuerzo y el sudor...

Pero mira el Camino,
no mires alrededor,
sólo Él da sentido,
a todas tus renuncias,
y pronto llama suave
a tu pobre corazón.

Espera, hermano mio, el momento de Dios,
estate expectante, Él nunca te abandonó.
Sigue amándolo como a tu Todo,
y acepta la humillación.

Ama en gran desgarro y presiente ya su Don.
Mucho tiempo en silencio y
¿dónde estás mi adorado Amor?
" Pronto te sacudes el polvo que se te pegó."

Si la higuera no da fruto,
démosle tiempo, nos dijo Dios,
y un tiempo en desierto,
un tiempo en dolor,
y un tiempo de alborada pronto alegrará tu corazón.

" Espera en el Señor, ten ánimo, y espera en el Señor."

2 sept. 2010

Poema



Del íntimo del alma agradecida
una voz exhalar sólo quisiera,
una voz tan profunda y tan sentida,
que cual yo me conmuevo, te conmoviera;
pero a bondad tan dulce sorprendida,
yo no puedo cantar por más que quiera;
y temblando y confusa en este instante
no encuentro ni una voz, ni un consonante.

Carolina Coronado