6 ago. 2010

Mi hai dato un pezzo della Vera Croce


Gloria a Te, Signore!

17 comentarios:

Fernanda dijo...

Yo también quiero un peazo de la veradera ....Ay, que me parece que de intaliano sólo sé decire: ciao, permezzo , avanti ....y paretti de contare!!

bEzozoozs, qué alegría me has dado en el correo, qué milagrosa es la virgencita!!

Margalida dijo...

Un pezzo della Vera Croce.

A veces me da la sensación de que un poquito sí, pero la intento dosificar.

Evito los sitios que ya sé que puede ser coger mucha...
Veremos con mi futuro trabajo, espero no meterme en el grueso.

Felicitas dijo...

Pues yo lo he sacado del traductor de Google... estaba esperando que algún nativo me corrigiera algo....Sí que es milagrosa nuestra Madre del Cielo. Y sus hijas amorosas también.
Bezozozozos
;O)

No te dará nada que no puedas llevar con Paz interior y antes de pedirte nada, te lo da. Dame, Señor, para que pueda darte.

Un abrazote, Margalida y petons.
;O)

Theo dijo...

Hola. En Santo Toribio de Liébana está el pedazo más grande de la Santa Cruz. Gracias.

Anónimo dijo...

¿Otra vez Feli con los masoquismos?

¿POr qué en vez de pedir alegría y felicidad para poder dar y repartir, le pides más cruz?

"Dame Señor para que pueda darte"

Eso raya en la enfermedad mental, en la perversión por mucho que argumentes que no es así.

¿POr qué te empeñas en ver a Dios como un padre sádico que lo único que lo complace es que le ofrezcan sufrimientos?

Si te regodeas en el sufrimiento es cosa tuya, pero no armes toda una teología del dolor para validar perversiones y decir luego que eso es cristianismo.

Felicitas dijo...

No entiendes absolutamente nada, porque no sabes nada y sin saber nada, juzgas, condenas e interpretas erróneamente.
Y todo eso es producto de tu miedo.
Abre tu corazón al Dios del Amor y el dolor dejará de causarte pavor.

Anónimo dijo...

¿Por qué no me explicas lo que no entiendo según tú?

¿Por qué concluyes que no tengo abierto el corazón a Dios?

Dime que es lo que interpreto erróneamente.

Antes te dije que el dolor es parte de la vida, ý así hay que tomarlo, pero darle ese énfasis que tú le das es lo que yo veo enfermo, así sin tapujos, enfermo.

Revísate esa actitud.

Anónimo dijo...

Y deja de sermonear por favor con eso de "abrir el corazón a Dios", que, Feli, yo en el tiempo que llevo leyéndote no das precisamente ejemplo de eso. Lo das, pero de intransigencia y dogmatismo.

Anónimo dijo...

Ah¡ Feli y sí, le tengo miedo al sufrimiento como todo mundo, ni más ni menos. Pero hay una cosa muy importante ME DOY CUENTA que la mayoría de las situaciones que me han causado dolor han sido porque de alguna manera yo misma las he provocado en algún nivel. No me las ha mandado Dios¡¡¡

Y como cualquier persona también he vivido situaciones de pérdidas dolorosas y de gran sufrimiento, pero no le echo la culpa a Dios, no entiendo como será su justicia, pero me cuesta mucho pensar que Dios quiera que suframos. Tal vez tengamos con esas pérdidas que aprender algo, no lo sé. Pero de seguro, el fin no es el sufrimiento en si mismo.

Margalida dijo...

¡Hola anónimo!

Hacía tiempo que no sabíamos de ti, que tengas un buen verano.


La Cruz y ofrecerse en sacrificio para los demás cuesta entender para los que somos algo pragmáticos como tu y como yo.

Una joven que conozco está físicamente enferma y ella me lo confirmó.
Me contó que se ofrece por los pecadores, para su conversión...o algo así.

Yo le dije que debía dosificar su ofrecimiento, pues si está enferma tiene menos fuerza para la oración y si sigue así pronto será una menos rezando.

Se siente pecadora y va muy poco a comulgar. Me dijo que ya muchos sacerdotes le dicen que no ha de confesarse tanto

Sor Cecilia, esta joven serviría para su convento?
Un día le pregunté si ella era monja o lo había sido.

Me parece que tiene locuciones por lo que me dijo.
Ya sé anónimo, para los ateos las locuciones es estar pirados.

Anónimo dijo...

"La Cruz y ofrecerse en sacrificio para los demás cuesta entender para los que somos algo pragmáticos como tu y como yo."

Una cosa es hacer cosas por los demás, eso no te hace sufrir ni te causa dolor, al contrario. Causa gran gozo si se hace de manera sincera y sin compulsiones enfermas.


Y lo que dices de esa mujer, pues no creo que nadie se enferme por rezar, ni que le acabe la salud a nadie. Lo que le puede acabar la salud es tener esos sentimientos de culpa y sentirse tan pecadora. Creo que más que un cura para ir a confesar sus pecados, lo que le hace falta es un buen psiquiatra, y dejar de regodearse en tanta indignidad.

LO que dices de las locuciones, pues mira, yo no sy atea, pero creo firmemente que los que dicen que las oyen, el 99.9% sí están pirados. Se necesita un gran crecimiento espiritual para que ese tipo de escuchas se deban a algo divino.

La mayoría se debe a que algo no les funciona bien en la mente, o vete a saber si algún esíritu non santo les esté soplando al oído. Más bien lo primero.

Felicitas dijo...

Mi hai dato un altro pezzo della Vera Croce. Gloria a Te, Signore.

Margalida dijo...

anónimo me has confirmado ese 0,01%.

Ella tiene mucha espiritualidad, sólo Dios sabe este % que ya nos gustaría a muchos tener y no tener la boca tan llena de mala bava.

Espero y deeseo que Dios te conceda la gracia de tener més bona bava.

Anónimo dijo...

Amén

Felicitas dijo...

Un abrazo, estimada Margalida.
;O)

Anónimo dijo...

NO, nada de amén.

Primero, por si no quedó claro lo del ofrecimiento y lo que dije antes. El hacer cosas por el bien de los demás, hasta llegar a veces a extremos heroicos no es exaltar el sufrimiento. Lo que se exalta es el AMOR y la entrega al otro, para nada el sufrimiento o el dolor.

LA PRÁCTICA DEL DOLOR Y EL SUFRIMIENTO ES PARA LOS MASOQUISTAS, LA DEL AMOR Y LA ENTREGA ES PARA LOS CRISTIANOS. Me da la impresión que algunos cristianos son incapaces de amar y eso es precisamente lo que los lleva a agarrarse tanto a los sufrimientos, padecimientos, dolores, masoquismos etc, etc. Y a su vez tampoco pueden entender a Dios como alguien misericordioso y amoroso, sino como el que les pide sufrir para merecerlo.

Margalida, no sé si será santa o no la mujer de la que hablas (tú dices que tiene una gran espiritualidad), lo que me llamó la atención es que tenga tantos escrúpulos como para querer confesarse a cada rato, y sobre todo que no quiera ir a comulgar ¿¿¿¿??????. Yo creo que hay que saber distinguir entre sentimientos de culpa malsanos, sentirse pecador de manera neurótica y una elevada espiritualidad. ¿No crees? No me imagino a una Santa Teresa por ejemplo, o a cualquier santo con esos escrúpulos ridículos. ¿Qué no confía esa mujer que con la confesión queda perdonada? ¿Duda de la misericordia de Dios? ¿Por qué se niega a recibir la comunión, si sabe perfectamente, si es católica, que la comunión es el alimento del alma? Y luego de pilón me dices que tiene locuciones, ¿qué quieres que piense? Creo que un buen psiquiatra no le iría nada mal.

Ah¡ Margalida, no sé si tendré buena o mala baba, lo que sí sé es a tí te escurre, ¿no quieres un platito? Digo, para la baba.


Saluditos.

Anónimo dijo...

Feli, a propósito del tema del sufrimiento, me encontré este post del teólogo Jesuita José María Castillo. No está demás reflexionar en lo que dice. Ábrete mujer, ya verás que se pueden aprender cosas muy buenas si te abres auqnue sea un poquito

DIOS NO QUIERE EL SUFRIMIENTO
JOSÉ MARÍA CASTILLO

http://josemariacastillo.blogspot.com/2010/03/dios-no-quiere-el-sufrimiento.html

¿Qué te parece? ¿No es bello como enfoca lo del sufrimiento?