10 ago. 2010

El Evangelio de hoy

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos:

«En verdad, en verdad os digo: si el grano de trigo no cae en tierra y muere, queda él solo; pero si muere, da mucho fruto.



El que ama su vida, la pierde; y el que odia su vida en este mundo, la guardará para una vida eterna. Si alguno me sirve, que me siga, y donde yo esté, allí estará también mi servidor.Si alguno me sirve, el Padre le honrará».

(Jn 12,24-26)



5 comentarios:

Theo dijo...

Hola. Que diferente es el grano del árbol y de las frutas, que además tienen nuevas semillas dispuestas a morir. Es lo que más me cuesta, el ejemplo que pone Jesús es tan sencillo, que me habla de todo, de él, de mí, de los dos, de ti, de los tres, de los demás, de todos. Gracias hermana Feli.

Felicitas dijo...

mi querido Theo, a mí también me cuesta mucho morir a mí misma, pero si se lo pedimos al Espíritu Santo, Él seguro que nos da su Soplo de Vida y Gracia para que nazcamos a esa Vida Nueva, llena de Amor, Luz y Paz que nos ofrece.
Mantengamos viva la Esperanza, siempre, hermanito.
Un beso.
;O)

Angelina de Maria dijo...

MORIR A NUESTRO YO...ES UN PASO NO FACIL PERO TAMPOCO IMPOSIBLE...MATEMOS AL YO PARA SER LO QUE DIOS QUIERE QUE SEAMOS ASI CONOCEREMOS LA VERDERA FELICIDAD Y LIBERTAD ESPIRITUAL.
...NO PONDRAS VINO NUEVO EN LOS ODRES VIEJOS...
BENDICIONES AMIGA...ANGELINA.

Margalida dijo...

Matar nuestro yo es más fácil cuando hay un sólo frente.Lo ves, analizas pides la ayuda a Dios, a Jesús para que te ayude..

Cuando tienes varios frentes a la vez, con yoes mucho más fuertes con proyectos de vida para avanzar que según las decisiones que se tomen pueden ir al traste y hundirse todos los carros, no es tan fácil, lo encuentro dificiíisimo tomar las decisiones correctas.

¿cómo vas a matar tu yo viendo que si no levantas la cabeza y tiras pa lante poniendo todos los arrestos necesarios aquello se hundirá.

¿Debes dejar tus proyectos para el beneficio de los demás, y si tus proyectos eran los que sí eran realmente importantes?
Cuando tienes una jauría de perros embistiendo es complicado analizar tranquilamente y encima tener que seguir un camino que te hace perder parte del tuyo sabiendo que lo haces o no lo haces tendrás que apechugar siempre tu, por ser la que se propone matar sus yos.

Felicitas dijo...

Gracias, Angelina, un besito.
;O)

Querida Margalida, en la situación que describes, quizás sea bueno avanzar con un poco de ayuda y un mucho de Ayuda. Esta última la tenemos garantizada, por lo mucho que nos aman los del Cielo.
Puedes contar con mis oraciones que yo cuento con las tuyas, hermanita. Petons!
;O)