13 jul. 2010

VER A TRAVÉS DEL CORAZÓN













2 comentarios:

Anónimo dijo...

Joder Feli¡, que me duelen las neuronas cuando leo lo que escribes.


"Te doy gracias, Padre, Señor del cielo y de la tierra, por haber escondido estas cosas a los sabios y habérselas revelado a los pequeños. Sí, Padre, porque así te ha parecido bien" (Mt 11, 25-26)."

Concluyes:


"Esto parece extraño: el camino está cerrado a los inteligentes y a los que saben pensar y calcular. No es a ellos a quienes Dios ha decidido revelar sus secretos."

Feli,linda, que cuando Jesús habla de los "los pequeños" se refiere a los humildes, no a los que no
usan la inteligencia para conocer a las personas.

Por supuesto que se puede conocer a las personas de manera muy objetiva y amarlas profundamente. Es más sólo se ama lo que se conoce.
Y me quedo sin habla¡¡ con lo que concluyes después con lo del Padre y del HIjo.

Feli, ¿De verdad va en serio lo que escribes o estás de broma?
¿Estás queriendo tomarle el pelo a alguien con tus deducciones teológicas?

Felicitas dijo...

¡Abre tu corazón y no tu mente!