4 jul. 2010

Benedictus dixit hodie

En la homilía de la Misa de esta mañana en su visita pastoral a la localidad de Sulmona en la región italiana de los Abruzos, en ocasión del Año Jubilar Celestiniano que recuerda los 800 años del nacimiento del Papa Celestino V, el Papa Benedicto XVI alentó a vivir el silencio sin miedo para poder así escuchar a Dios y alcanzar la santidad que nunca pasa de moda, en medio de un mundo que parece "exigir" siempre una actividad incesante.



Tras recordar que Celestino V supo de su elección a la sede de Pedro en el año 1294 en el Monte Morrone donde transcurría su vida como eremita, el Papa Benedicto resaltó que este Pontífice "permanece en la historia por las notables vivencias de su tiempo y su pontificado y, sobre todo, por su santidad. La santidad, de hecho, no pierde nunca su propia fuerza, no cae en el olvido, no pasa nunca de moda".

Este santo, dijo el Papa, fue siempre un "buscador de Dios", un hombre que quería escuchar la voz divina para lo cual decide apartarse del mundo y vivir como eremita: "el silencio se convierte así en un elemento que caracteriza su vida cotidiana. Y es en el silencio exterior, pero sobre todo en el interior que él llegar a percibir la voz de Dios, capaz de orientar su vida".

"Aquí hay un primer aspecto importante para nosotros: vivimos en una sociedad en la que todo espacio, todo momento parece que debe ser ‘llenado’ de iniciativas, de actividades, con frecuencia ni siquiera hay tiempo para escuchar y dialogar. ¡Queridos hermanos y hermanas! No tengamos miedo de hacer silencio fuera y dentro de nosotros si queremos ser capaces no sólo de percibir la voz de Dios, sino también las voces de quienes están alrededor, la voz de los otros".

Un segundo elemento, explicó luego Benedicto XVI, está en la conciencia de Celestino V de que haber descubierto a Dios "no es el resultado de un esfuerzo, sino que es posible por la Gracia misma de Dios, que lo previene. Lo que él tenía, lo que era, no venía de sí mismo: se le había donado, era gracia, y era por ello una responsabilidad ante Dios y ante los otros. Si bien nuestra vida es distinta, también para nosotros esto es válido: todo lo esencial de nuestra existencia se nos ha donado sin nuestro aporte".

El Papa continuó esta explicación afirmando que "el hecho de que yo viva no depende de mí, el hecho de que hayan personas que me introdujeron a la vida, que me hayan enseñado a amar y ser amado, que me hayan transmitido la fe y me hayan abierto a la mirada de Dios: todo esto es gracia y no ‘hecho por mí’. Por nosotros mismos no podríamos haber hecho nada si no se nos hubiera sido dado".

Así, dijo luego, "Dios nos anticipa siempre y en cada una de las vidas podemos apreciar lo bello y lo bueno reconocible fácilmente como su gracia, como el rayo de luz de su bondad. Por ello debemos estar atentos, tener siempre abiertos los ‘ojos interiores’, los de nuestro corazón. Y si aprendemos a conocer a Dios en su bondad infinita, entonces seremos capaces también de ver, con estupor, en nuestra vida – como los santos – los signos ese Dios, que siempre es cercano, que es siempre bueno con nosotros y que nos dice: ‘¡Ten fe en mí!’"


17 comentarios:

Fernanda dijo...

Te he dejado unos comentarios en el anterios, que ya sé porque lo has puesto, pillina.

Beoozozozos!!

Felicitas dijo...

Los he leído y te contesté con el corazón en la mano.
Entre pillinas queda la cosa.
Que tus ángeles te guarden, hermosa.
Bona nit.
;O)

Theo dijo...

Hola. No tengamos miedo, cuando veo lo signos de Dios en mi vida, quisiera gritar al mundo lo mucho que nos ama Dios a cada uno. Gracias.

Anónimo dijo...

"Un segundo elemento, explicó luego Benedicto XVI, está en la conciencia de Celestino V de que haber descubierto a Dios "no es el resultado de un esfuerzo, sino que es posible por la Gracia misma de Dios, que lo previene."

Nada se logra sin esfuerzo, sin aspiración, sin lucha. Sólo que en esa misma capacidad para el esfuerzo está la gracia.


Yo creo que esto también tiene relación con el hecho de "sentirnos buenos". Cuando somos buenos, lo somos también "sólo por gracia".

Esta manera de enfocar las cosas nos puede ayudar a quitarnos la soberbia "del bueno", que mira al pecador por debajo del hombro.

Veo que es muy común que los católicos hagan cosas "buenas" sólo para sentirse buenos, para exaltarse a sí mismos. Hay cierto orgullo malsano escondido por ahí.

Esa no debería ser la actitud. Las cosas buenas deberían ser hechas sólo como un ofrecimiento a Dios que es hacedor de todo.

SÓLO LA VOLUNTAD DE DIOS PREVALECE. Incluso en las aparentes malas acciones.

Felicitas dijo...

ya lo haces, Theo, ya lo haces.
Un beso.
;O)

Gracias, anónimo, por tu apunte. Muy interesante.
Un saludo.
;O)

Anónimo dijo...

Lo que me imagino que quiere decir también es que la Gracia es gratuita, el hecho de "descubrir a Dios" no está en función de nuestros merecimientos, pues ningúna acción, ningún merecimiento personal es suficiente para recibir La Gracia por excelencia de Descubrir a Dios.

Yo creo que aquí Benedicto está hablando de "Descubrir a Dios" en un sentido místico.

Y grandes místicos han existido en todas las religiones, Dios no se limita a ser poseído por ningún grupo en particular.

Pero desgraciadamente en el catolicismo, comparado con las religiones orientales es dónde menos hombres de Verdadera Realización han existido.

Felicitas dijo...

Según mi personal experiencia, amigo anónimo, me parece que no es el místico el que posee a Dios sino más bien al revés.

Para conocer seres humanos que han vivido a tope la unión amorosa con Dios, a mi modo de ver, la mejor manera es leyendo vidas de santos y grandes místicos como San Juan de la Cruz, Santa Teresa de Jesús, San Francisco de Asis, Santa Isabel de la Trinidad, etc. y en realidad todos los santos que han sido, porque a todos los conduce el Espíritu Santo por el mismo camino de purificación, iluminación y unión divina.
Un saludo.
;O)

Joaco dijo...

Somos poca cosa ¿no es cierto, Feli? y para algunas cosas..... algunas bastante concretas.... hace falta un poco por nuestra parte y mucho del de Arriba para lograrlas. Por eso es importante la oración.

Te felicito por tus certeras respuestas. Es curioso cómo hay gente que se empeña en falsear la Doctrina Católica para atacarla. Así no se va a ninguna parte. Yo soy católico.... y critico a algunos católicos... (yo mismo puedo tener buenos motivos para ser criticado).... pero es que efectivamente, para criticar la Doctrina Católica, es decir, la Verdad, normalmente hay que intentar falsear las cosas, porque si no, es imposible.
Saluditos.

Anónimo dijo...

Feli, yo nunca dije que los místicos poseen a Dios, pero ciertos grupos si se sienten los únicos poseedores de "La Verdad Absoluta"

Aparte, que en cuestiones espirituales la cosa no va de posesiones. No es como tu dices que "Dios "posee" al místico".

Mas bien, Dios se Descubre en el alma del místico.

Anónimo dijo...

Vuelvo a leer lo que escribió Benedicto y oh desilusión¡, que luego aquí lo hecha todo a perder con eso último que dice: "TEN FE EN MI". Me imagino que son las propias trabas sobre "el Conocimiento de Dios" que tiene la teología católica que le hacen decir eso.

B. XVI dice:
" Y si aprendemos a conocer a Dios en su bondad infinita, entonces seremos capaces también de ver con estupor en nuestra vida – como los santos – los signos ese Dios, que siempre es cercano, que es siempre bueno con nosotros y que nos dice: ‘¡TEN FE EN MI¡

Lo que yo sabía es que el que "Conoce a Dios" ya no necesita tener fe, ya no necesita la creencia porque todo se ha vuelto VIVIENCIA, CONOCIMIENTO. La fe y el "creer" son necesarios cuando no se ha tenido la vivencia de lo Divino, cuando no se conoce a Dios.

Por ejemplo el ciego de nacimiento puede "creer" que el resplandor del sol es lo más maravilloso del mundo, tiene fe en lo que le dicen, lo cree, y su creencia es verdadera aunque nunca haya visto una puesta de sol. Pero no pasa de ser una creencia.
Cuando recupera la vista, no necesita creer, tampoco necesita la fe. Él lo "sabe" , ha visto su resplandor.

Benedicto y jerarquía se quedan en los primeros pasos del camino espiritual y a eso lo llaman "Conocer a Dios". A eso llaman "Conocer Su bondad INFINITA". Caray, que esto es mucho decir.

Resulta raro, ¿no lo veis así?

No dudo que Celestino V realmente haya llegado a "Conocer a Dios" en el verdadero sentido de la palabra. Pero luego viene don Beni y dice que después de conocer a Dios, Este le dice, "Ten fe en mi".

Joaco dijo...

¿Verdad que a través de la Fe se puede llegar a conocer a Dios y tener una cierta experiencia de su presencia? y sin embargo sigue siendo necesaria la Fe, porque en esta vida no lo vemos ni sentimos su presencia de forma permanente.... seguimos en peligro de perder contacto con Él si no somos constantes en la Fe.

¿Verdad que no tiene sentido el tópico de “estar en posesión de la Verdad”? la Verdad no es susceptible de ser poseída: simplemente existe y se puede estar en ella o fuera de ella, cerca o lejos de ella.....

¿Verdad, querida Feli, que el verbo echar es sin “h”?

Que tengáis un buen día.

Maria dijo...

Uf!!!!
Tema muy profundo en el cula veo nos perdemos en la sutileza de las palabras.
Conocer, se puede conocer de muchos modos, como sucede con la inmensa mayoría de las cosas.
Feli, me gustan tus aportaciones.
Desconocía estas plabras del Papa.
Gracias por compartirlas.

Theo dijo...

Hola. ¿cultivas flores?.Gracias.

Anónimo dijo...

"y sin embargo sigue siendo necesaria la Fe, porque en esta vida no lo vemos ni sentimos su presencia de forma permanente.... seguimos en peligro de perder contacto con Él si no somos constantes en la Fe."

Joaco, que estamos hablando de las experiencias de los místicos, no de tí, de mi, de Feli, San Escrivá etc.

Feli, no confundas, no todos los que la Iglesia llama santos sido místicos. San Juan de la Cruz, San Francisco de Asis, Santa Teresa, esos sí.

Anónimo dijo...

"Según mi personal experiencia, amigo anónimo, me parece que no es el místico el que posee a Dios sino más bien al revés."

Oye Feli, que tengo mucha curiosidad, ¿Qué quieres decir con "según mi personal experiencia"?

Pues ten cuidado, no vaya a ser que el que te esté poseyendo sea algún espíritu chocarrero, digo, con eso de posesiones....

Saluditos.

Anónimo dijo...

Feli, ya se te está llenando el jardín de capullos. Al final estoy no hay quien lo controle, ya sabes

Felicitas dijo...

Gracias a todos cuantos habéis venido a este post con nobleza de corazón y deseos de compartir con los demás.
Y a los que venis a provocar conflictos, lo lamento, pero no entro al trapo.
Dios os guarde a todos y os bendiga.
;O)