14 jun. 2010

Poesía para Fernanda

Si al mecer las azules campanillas
de tu balcón,
crees que suspirando pasa el viento
murmurador,
sabe que, oculto entre las verdes hojas,
suspiro yo.




Si al resonar confuso a tus espaldas
vago rumor,
crees que por tu nombre te ha llamado
lejana voz,
sabe que, entre las sombras que te cercan,
te llamo yo.


Si se turba medroso en la alta noche
tu corazón,
al sentir en tus labios un aliento
abrasador,
sabe que, aunque invisible, al lado tuyo,
respiro yo.


Gustavo Adolfo Bécquer

3 comentarios:

Fernanda dijo...

Ayyy, ¡que precisamente ésta me chifla!, justo es una de mis favoritas de Bécquer, qué pena que ya no existan hombres tan románticos, con espiritu tan elevado.

Ay, ech tan romántico, me imagino a un Gustavo Adolfo, enamorado, besando con lágrimas en los ojos mi foto a horas noctámbulas, murmurando quedo: te amo, y esas palabras, suspiros y efluvios atravesando con la magia del amor, oceanos y mares y llegando puras hasta mis oídos virginales... ejeml.

Bueno....Bezozoozozs!

Gracias guapis!!

Fernanda dijo...

Snif, me ha hecho tanta ilusión que me lo dediques...mäs beoozozoozs y abrozzoozos!!

Felicitas dijo...

Claro que sí, preciosa. Ya sé yo de qué fibra estás hecha...
BEzozozozoss
;O)