28 jun. 2010

Mashiah

Iêsous ho Christos























Señor: yo sé que en la mañana pura

de este mundo, tu diestra generosa

hizo la luz antes que toda cosa

porque todo tuviera su figura.



Yo sé que te refleja la segura

línea inmortal del lirio y de la rosa

mejor que la embriagada y temerosa

música de los vientos en la altura.



Por eso te celebro yo en el frío

pensar exacto a la verdad sujeto

y en la ribera sin temblor del río:



por eso yo te adoro, mudo y quieto:

y por eso, Señor, el dolor mío

por llegar a Ti se hizo soneto.





José María Pemán

27 jun. 2010

Ser libre

Me dijiste que ser libre significa ser libre para amar, para hacer el bien.



Aunque te amenacen mil tormentas interiores y exteriores...


Aunque ante ti se abra un largo camino de incomprensiones y defecciones...



Aunque el dolor asome a menudo en tus lágrimas...




Ama de forma total, como Él lo hizo, hasta el final.
Y ama con Él, bien vivo y presente en tu corazón, por la Fe.

¡PORQUE EL VIVE!

26 jun. 2010

Alfa y Omega


Creemos en Ti, Jesús, alfa y omega de nuestras vidas mortales y de nuestra Vida Eterna.

24 jun. 2010

San Juan Bautista, un hombre todo de Dios


Jesus, John and Mary



En Tus Manos pongo mi espíritu



¡San Juan, alcánzanos el Don de la Fortaleza!



¡ qué belleza!

22 jun. 2010

El tiempo pasa


Dias pasan y los hombres y mujeres, en la superficie hacen circuliyos con un lapiz...

Dias pasan, tiempo rápido que deja las miradas en vacío permanente...

Dias pasan, entre prisas, llego tarde, y nunca cumplo los proyectos...



Dias pasan, y el Eterno, plácido mira y espera un leve suspiro, un elevar la mirada, un pensamiento en segundos que se detenga en Su Amor.



Dias pasan.

20 jun. 2010

Escucha, oh Israel...

" Escucha, oh Israel,
amarás al Señor tu Dios con toda tu alma, con toda tu mente, con todo tu corazón, con todas tus fuerzas y no tendrás otros dioses fuera de Mí."

Amar a Dios es formar parte de Él mismo, como Gracia que surge de la Fe en Jesús, por el cual somos hechos hijos del Altísimo y partícipes de Su Misma Naturaleza Divina.




Si formo parte de Dios, en parte soy Dios, por la Gracia y Amor Divinos, al modo como una esponja reseca, al ser lanzada en medio del océano e irse llenando de su agua, progresivamente, sin dejar de ser esponja, admite en su espacio vital el agua del océano que la penetra, la reblandece y capacita para absorber cada vez más agua y pasa así a formar parte del mismo océano, siendo esponja aguada y agua esponjada.

Así el alma en Gracia, es decir, el alma que admite en su ser el Amor Divino y le corresponde con su mismo amor, entra a formar parte del mismo Dios, en virtud de la Santa Comunión con el Cuerpo y la Sangre de Jesucristo y la recepción frecuente del Perdón y la Gracia de Misericordia en el Sacramento de la Reconciliación.

Son los medios que el mismo Cristo nos lega, para acercarnos a Él y con Él al Padre de toda Bondad.

Somos en Dios y Dios es en nosotros.

Por pura Gracia Divina se nos obsequia con la vivencia de ser y estar, vivir y respirar en el mismo Corazón de Dios, percibiendo y participando de su misma Vida Divina, su Amor, su Sabiduría, su Inteligencia, su Ciencia y su Omnipotencia.

Ser en Dios es ser genuinamente humanos. Tal y como Dios fervientemente lo desea para cada uno de nosotros.

Bebamos, pues, en larga vena en la Fuente Santa de la Sagrada Escritura, la Divina Presencia de Jesús en el Sagrario, la Poderosa Acción del Perdón regenerador de Dios en la Confesión y vivamos unidos a un Dios que se nos da una vez, para siempre.

19 jun. 2010

Fariseos

Cuando juzgo el pecado público de alguien, yo mismo me condeno ante Dios y ante los hombres.
Porque ni Jesús vino a juzgar, mientras estuvo en carne mortal, sino que vino a salvar a los hombres, sin acepción de personas. ¿Quién soy yo para juzgar a mi prójimo? Si juzgo, no amo. Si condeno, no amo.
Y si no amo, NO CUMPLO LA VOLUNTAD DE DIOS.


















Mire yo primero de esforzarme en vivir el Amor Divino que se me da por la Fe en Jesús y por medio de los Sacramentos, en especial la Santa Misa, y una vez unido amorosamente al Maestro, llévele esa Fe y ese Amor omnipotente a todos aquellos con los que entre en contacto.
Y déjele el juicio al Hijo del Hombre, que en Su Dia juzgará justa- y misericordiosamente a todos.
Ocúpeme yo de amar, con todas las consecuencias derivadas.


17 jun. 2010

Vida



En medio del dolor alzo la vista cansada,
y hallo esperanza en los valles y hondonadas,
los prados y andurriales que conducen a Tu Vera ...
¡Oh, patria, deseada!...
¡Cuan larga se hace mi espera!

16 jun. 2010

El Evangelio de hoy

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Cuidad de no practicar vuestra justicia delante de los hombres para ser vistos por ellos; de lo contrario no tendréis recompensa de vuestro Padre celestial. Por tanto, cuando hagas limosna, no lo vayas trompeteando por delante como hacen los hipócritas en las sinagogas y por las calles, con el fin de ser honrados por los hombres; en verdad os digo que ya reciben su paga. Tú, en cambio, cuando hagas limosna, que no sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha; así tu limosna quedará en secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará.





»Y cuando oréis, no seáis como los hipócritas, que gustan de orar en las sinagogas y en las esquinas de las plazas bien plantados para ser vistos de los hombres; en verdad os digo que ya reciben su paga. Tú, en cambio, cuando vayas a orar, entra en tu aposento y, después de cerrar la puerta, ora a tu Padre, que está allí, en lo secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará. Cuando ayunéis, no pongáis cara triste, como los hipócritas, que desfiguran su rostro para que los hombres vean que ayunan; en verdad os digo que ya reciben su paga. Tú, en cambio, cuando ayunes, perfuma tu cabeza y lava tu rostro, para que tu ayuno sea visto, no por los hombres, sino por tu Padre que está allí, en lo secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará


(Mt 6,1-6.16-18)



Hoy en día también podríamos decir: cuando quieras dar buen ejemplo de vida cristiana, no vayas trompeteando tus conocimientos teológicos, de manera que provoques el asombro en los que te leen, con el oculto deseo de que digan de ti grandezas y alabanzas inútiles... Más bien sea el Amor de Dios el que te mueva en cada una de tus palabras, para que tu testimonio, de verdad, sea uno y el mismo en todos los aspectos de tu vida: el testimonio de caridad que el mismo Espíritu Santo te sugiera.

Por que ¿de qué te servirá mostrar tus muchos conocimientos al viento, si luego, a la primera de cambio, te dejas dominar por la pasión, sea la envidia, la ira o cualquier otra y cometes injusticia contra tu hermano o hermana, ¿dónde está la virtud que generosamente pregonas por tu boca?

SONETO XXXVII


A la entrada de un valle, en un desierto,
do nadie atravesaba, ni se vía,
vi que con extrañeza un can hacía
extremos de dolor con desconcierto;

agora suelta el llanto al cielo abierto,
ora va rastreando por la vía;
camina, vuelve, para, y todavía
quedaba desmayado como muerto.

Y fue que se apartó de su presencia
su amo, y no le hallaba; y esto siente;
mirad hasta do llega el mal de ausencia.

Movióme a compasión ver su accidente;
díjele, lastimado: «Ten paciencia,
que yo alcanzo razón, y estoy ausente».


Garcilaso de la Vega

15 jun. 2010

Sor Juana Inés de la Cruz

¿En perseguirme, mundo, qué interesas?

¿En qué te ofendo, cuando sólo intento
poner bellezas en mi entendimiento
y no mi entendimiento en las bellezas?





Yo no estimo tesoros ni riquezas,
y así, siempre me causa más contento
poner riquezas en mi entendimiento
que no mi entendimiento en las riquezas.

Y no estimo hermosura que vencida
es despojo civil de las edades
ni riqueza me agrada fementida,

teniendo por mejor en mis verdades
consumir vanidades de la vida
que consumir la vida en vanidades.

14 jun. 2010

Poesía para Fernanda

Si al mecer las azules campanillas
de tu balcón,
crees que suspirando pasa el viento
murmurador,
sabe que, oculto entre las verdes hojas,
suspiro yo.




Si al resonar confuso a tus espaldas
vago rumor,
crees que por tu nombre te ha llamado
lejana voz,
sabe que, entre las sombras que te cercan,
te llamo yo.


Si se turba medroso en la alta noche
tu corazón,
al sentir en tus labios un aliento
abrasador,
sabe que, aunque invisible, al lado tuyo,
respiro yo.


Gustavo Adolfo Bécquer

11 jun. 2010


Quien te dice que ausencia causa olvido mal supo amar, porque si amar supiera,
¿qué, la ausencia?: la muerte nunca hubiera
las mientes de su amor adormecido.



¿Podrá olvidar su llaga un corzo herido
del acertado hierro, cuando quiera
huir medroso, con veloz carrera,
las manos que la flecha han despedido?


Herida es el amor tan penetrante
que llega al alma; y tuya fue la flecha
de quien la mía dichosa fue herida.

No temas, pues, en verme así distante,
que la herida, una vez hecha,
siempre, siempre y doquiera, será herida

Francisco de Medrano

10 jun. 2010

yo vi un ave...

Yo vi un ave
que suave
sus cantares
entonó
y voló...

Y a lo lejos,
los reflejos
de la luna en alta cumbre
que, argentando las espumas
bañaba de luz sus plumas
de tisú...
¡y eras tú!




Y vi un alma
que, sin calma,
sus amores
cantaba en tristes rumores;
y su ser
conmover
a las rocas parecía;
miró la azul lejanía...
tendió la vista anhelante,
suspiró, y cantando amante
prosiguió...
¡y era
yo!

Rubén Darío



8 jun. 2010

Estrella



Chispa de luz que fija en lo infinito
absorbes mi asombrado pensamiento,
tu origen, tu existencia, tu elemento
menos alcanzo cuanto más medito.

Si eres ardiente, inamovible hoguera,
¿dónde el centro descansa de tu lumbre?
si eres globo de luz, ¿cómo en la cumbre
no giras tú de la insondable esfera?

¿Por qué la tierra sin descanso rueda?
¿por qué la luna el globo majestoso
mueve, mientras tu carro misterioso
inmóvil, fijo en el espacio queda?

¿Es que mi vista de mortal no alcanza
a percibir desde su oscuro asiento
allá en la altura suma el movimiento
de tu carroza que en lo inmenso avanza?

¡Ah, sí! que por espíritu movida
la creación sin descanso se sostiene,
y todo en la creación marcado tiene
forma y destino, movimiento y vida.

Tú giras, sí: tus alas soberanas
surcan el mundo y sus confines tocan...
mas ¿cómo en tu carrera no se chocan
tus millares sin número de hermanas?

Más allá de su límite prescrito
sediento avanza, audaz el pensamiento,
y tu origen, tu vida, tu elemento
menos alcanzo cuanto más medito.


Carolina Coronado

6 jun. 2010

Monte santo


Subiré a tu monte santo,

y conforme me acerque,

desataré las sandalias de mis pies,

me acercaré suavemente a la cima y en ella esperaré tu soplo.

cuando llegues, oh Amor, me postraré ante ti y te ofreceré mi vida,

y en ella la semilla de una Vida Mayor.

La prenda preciosa de un pan que no se pasa, un vino que enriquece el alma. Y mi corazón latirá apresurado, por la cercanía de tu Esencia que me asume y me rodea de la fragancia de tu Divina Presencia.

Permanecen tus amores para siempre: Me abandono en tus manos confiada.

El destino me conduce muy a oscuras, pero sé que estás aquí y me ayudas. No me cabe ninguna duda. En tus manos me pongo, Origen y Seno, por tu Palabra el Amor me lleve sereno. Amén.

5 jun. 2010

Festividad del Corpus Christi


La aceptación amorosa de Tu Santo Sacrificio ha sido, es y será Nuestra Vida Eterna sin ocaso, sin fin.





Tomad y comed. Esto es Mi Cuerpo que se entrega por vosotros.
Tomad y bebed. Esta es Mi Sangre, Sangre de la Nueva y Eterna Alianza, derramada por vosotros y por muchos, en remisión de los pecados. Haced esto en Memoria Mía.



El que come el Cuerpo del Señor indignamente, es reo de muerte.



Recibámosle con limpio corazón, después de haber sido reconciliados con Él en el Santo Sacramento de la Reconciliación. Él está deseando verter Su Infinito Amor en tu corazón y comunicarte Su Gozo interior.




Adoramus Te Christe,

et benedicimus Tibi:

quia per sanctam crucem tuam

redemisti mundum.