10 may. 2010

Por Ti, Señor

Entre penumbras de un mundo que se apaga,
apareciste, cuando menos lo esperaba,
como en sueños yo viví en este tiempo,
creyendo que el milagro se plasmara.

Nos invade el Misterio que anhelamos,
y queremos lo que el corazón no siente,
se divide en dos el alma y no entiende,
el por qué de Sus Designios tan dolientes.

Es la Vida que te llama y me llama,
y la muerte que placeres nos ofrece,
andaremos por Tus Sendas, oh Señor,
guardaremos en lo hondo el dolor,
convertido en holocausto por Tu Amor.

5 comentarios:

Fernanda dijo...

Clap clap clap!! Hemos asistido a otro maravilloso poema de nuestra querida poeta...

Felicidades por el poema, habla de melancolías y tristezas, pero también de la promesa de un futuro esperanzadors.

Bezoozozozs!!!

Fernanda dijo...

Del otro post no te he comentado porque no he entendido el sentido muy bien, como tampoco conozco el tema de el señor este que pusiste.

Más bezoozs!!!

Fernanda dijo...

Oye, en cuanto llegues de faenar, ya sabes a correr para mi bloguis que os he puesto un aperitivito...

No faltes.

Felicitas dijo...

Sí, querida Fernanda, el mundo futuro es La Esperanza con mayúsculas que llena de Luz y Consuelo nuestro, a veces, duro caminar.
Gracias por estar aquí conmigo.
Un beso bien cariñoso para ti.
;O)

No te preocupes del otro post.

Gloria dijo...

cariños Feli, gloria