22 may. 2010

¡Mañana celebramos Pentecostés!

Celebremos, con los santos que han sido , son,  y serán la maravillosa Venida del Espiritu Santo sobre todos aquellos que creemos en Jesús y le amamos.

Mirad qué oracion tan preciosa y eficacísima he encontrado:


Oración al Santo Espíritu del Cardenal Desiderato Mercier (1851 - 1926):


Yo voy a revelarte un secreto de santidad y e felicidad, si todos los días durante cinco minutos, tú aprendes a hacer callar tu imaginación, a cerrar los ojos a las cosas sensibles y tus oídos a todos los ruidos del mundo, para entrar en tí mismo, y allí en el santuario de tu alma bautizada que es el templo del Espíritu Santo, hablar al espíritu divino diciéndole:


"Oh Espíritu Santo, alma de mi alma, yo te adoro:

ilumináme, guiáme, fortaléceme, consuélame,

indícame lo que debo hacer, dame tus órdenes,

yo te prometo que me voy a someter a todo lo que deseas de mí,

y que voy a aceptar todo lo que tu permitas que venga a mí.

Haz solamente que conozca tu voluntad. Amén".



Si tu haces esto tu vida se desarrollará feliz, serena y llena de consuelo, aún en medio de las penas, porque la gracia será proporcionada a las pruebas y Él te dará fuerzas para soportarlas, y llegarás a las puertas del Paraíso con el corazón lleno de gozo. Esta sumisión al Espíritu Santo es el secreto de la santidad.

4 comentarios:

Fernanda dijo...

Pues sí hay que dejarse llevar por su guia, qué duda cabe. Escuchar la voz profunda que viene del interior, qué buena guia es!!

beozozozos!!

Felicitas dijo...

Sí, mi niña, así es. ¡Ven Espíritu Santo y lleno del fuego de tu Amor los corazones que esperan en Ti!
Un abrazo, peke, y muchos bezozozozosss
;O)

Angelina de Maria dijo...

FELIZZZZZZZZ PENTECOSTES!!!!!
QUE ARDA EL FUEGO SANTO EN NUESTROS CORAZONES Y TODAS NUESTRAS OSCURIDADES SEAN CONSUMIDAS...
ABRAZOS DE ANGELINA.

Felicitas dijo...

Gracias por tus hermosos deseos, querida Angelina, lo mismo pido para ti. Que ese Amor maravilloso haga profunda morada en nosotros y nos permita compartir sus tesoros divinos.
Un beso, linda.
;O)