2 may. 2010

¡Felicidades, Madre María!


A la mujer más grande que jamás haya existido.
a aquella que enamoró al mismo Dios.
a ti, que has vivido en una intimidad de Amor con el mismo Hacedor de todas las cosas
y has aprendido los Misterios Divinos de la Mano de Su Palabra encarnada en tu seno,
Tú, que tienes en las tuyas tantas Gracias de Amor y Misericordia
para todos nosotros, derrama Estrellas de concordia entre los hijos de la Iglesia,
Estrellas de paz entre los hijos de los hombres,
Estrellas de humildad para los que rigen los destinos del mundo,
Estrellas de amor sincero a Jesús para los obispos todos,
Estrellas de Fortaleza, Sabiduría y Esperanza para el Santo Padre,
Estrellas de Consuelo y Salud para todos los enfermos,
Estrellas de Vida para todos los moribundos.
Amén.


6 comentarios:

Gatö dijo...

Yo también me sumo a esa felicitación, y la hago extensiva a todas las madres.
Un beso muy grande.

Margalida dijo...

¡Felicidades, Madre María!

Felicitas dijo...

¡Olé, mi Gato!
Otro besote para ti, germanet.
;O)

¡Hola, Margalida! ¡Viva la Madre que te parió!
Petons.
;O)

Fernanda dijo...

Áy, qué preciosidad de texto, secundo todas tus peticiones. Ya felicité anoche a la Virgencita con una hora de retraso del día de la madre.

Oye, ¿tenéis tormenta por allí, yo me he llevado un buen remojón!¿Qué miedorr! Como diría don Victor Quintanar al que no le convence un buena tronada de la existencia de Dios, no le convence nada.


bezozos

JM dijo...

¡Al final todos estrellados, vamos!
Me maravilla tu tesón en la defensa de la Fe.
Un abrazo.

Felicitas dijo...

Gracias, querida Fernanda, por tu secundación...¿? bueno, como se diga.
aquí llueve mucho y nos duele el cabolo a todos... deben ser las bajas presiones. puaj.

Bezozozozoss para ti.
;O)

Hola, JM, cuánto tiempo sin saber de ti. Es que encontré un tesoro, un baúl lleno de los más grandes diamantes, las piedras preciosas mejor engarzadas, las perlas más puras y duraderas del planeta.... y eso marca, chavalín.
Un besote y gracias por venir a verme.
;O)