30 abr. 2010

Un sólo Camino, una sola Verdad, una sola Vida.



En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos:
«No se turbe vuestro corazón.
Creéis en Dios: creed también en mí.
En la casa de mi Padre hay muchas habitaciones; si no, os lo habría dicho; porque voy a prepararos un lugar. Y cuando haya ido y os haya preparado un lugar, volveré y os tomaré conmigo, para que donde esté yo estéis también vosotros.
Y adonde yo voy sabéis el camino».
Le dice Tomás: «Señor, no sabemos a dónde vas, ¿cómo podemos saber el camino?».
Le dice Jesús: «Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida.
Nadie va al Padre sino es por mí».

(Jn 14,1-6)

Confiamos en Tu Palabra, Señor Jesús y nos entregamos a tu Amor Infinito.

7 comentarios:

Fernanda dijo...

Primeeerrr!!

Fernanda dijo...

De eso nada , aquí no se le queda a mi gatina un post viudo de coments porque a mí no me da la real gana!!

Fernanda dijo...

En fin , yo creo que los caminos a Dios son muchos y muy extraños, como ves difiero.
Bezozoos

Fernanda dijo...

De hecho , ¿no encuentras contradicción en estos versículos del evangelio de Juan? Porque yo sí, y te digo en qué:

Primero Cristo habla de que en la casa de su padre existen varias habitaciones (supongo que se refiere a varios estados de santidad )es decir, que el padre es ilimitado en opciones, y luego dice que a Dios sólo se llega por él, lo que dejaria fuera a todo aquel que ha llegado a Dios por medio de otro profeta o via. No sé, pero no me imagino a alguien como Cristo limitando a lo eternamente ilimitado.

Bezoozozos!!

Fernanda dijo...

Si Dios es ilimitado, no debemos aceptar una concepción limitada de él, sería una contradicción:

O es ilimitado y por lo tanto el Amor infinito que ama a todos sus hijos en su eterna diversidad de credos y dognmas, o sino esas palabras son un añadido posterior.

Felicitas dijo...

Los caminos de Dios son muy diversos para cada persona, porque cada persona es un mundo.
Pero estos seres de carne y hueso y alma inmortal que somos los hombres, entran en el Cielo por una única Puerta: El Hombre-Dios, Jesús, primero entre muchos hermanos, puesto por el Padre mismo, porque es su Palabra Eterna por la cual todo ha sido creado.
Y Dios tiene una sola Palabra.
BEzozozozos, mi linda japonesita.

;O)

Felicitas dijo...

Es cierto que Dios es ilimitado, pero creo que también es cierto que tiene Su Manera Personal de hacer las cosas. A mí me gusta indagar en Su Manera de Ser y Hacer e intentar adaptarme al máximo, porque creo que sólo así podré entrar en Su Mundo Interior, en la medida en que Él se deje...
Y llegados a este punto, diría que le encanta que le busquemos, nos interesemos por Él, porque está deseando colmarnos de su Infinito Amor. Yo así lo percibo en la vivencia de la Misa diaria. Es la mayor de las aventuras. La Aventura de meterse en Dios y ser invadido amorosamente por Él.
No hay palabras.

bezozozozosss, peke mia.
;O)