27 mar. 2010

Catedral natural



Ay, Amor que tan altas haces

las copas de los árboles del camino,

y tan bellas las flores que se asoman

en los albores de la primavera...

Ay, Amor que me hieres cada día el alma

y ya surgen esperanzas que con cruces aderezas...

Ay, Amor que con el tiempo honda huella en mí Tú trazas...

Ay, Amor, que mis noches languidecen
 
y dormida en Tu Seno ya me abrazas.

No hay comentarios: