28 mar. 2010

Campaña en contra del Santo Padre


querido Benedicto, sigo creyendo en tu persona, por encima de toda difamación y toda campaña de desprestigio, porque sigues siendo aquel simple trabajador de la Viña del Señor, como tú mismo te definiste,  que un buen dia, quizás cuando menos lo esperabas, fuiste elegido por el Espíritu Santo como sucesor de Pedro, para apacentar las ovejas del Rebaño del Señor. Y aunque el mundo no te comprenda,  eso mismo le pasó al Maestro. La Luz vino a los hombres, y estos prefirieron las tinieblas. Pero a los que aceptaron la Luz, les fue dado ser Hijos de la Luz, Hijos de Dios en Jesús, Cabeza de la Iglesia que tú pastoreas siguiendo la Inspiración del Espíritu. ¡Bendito seas!
Cuenta con mis oraciones y mi humilde apoyo, hermano y padre.

2 comentarios:

Àngel dijo...

Yo me uno y rezo para con el Santo Padre

Felicitas dijo...

Gracias, querido Angel, eres un idem.
;O)