20 ene. 2019

Las bodas de Caná





       Eres el Divino Esposo de la humanidad creyente,
                   aquella que te busca con sincero corazón,
                                aquella que decide creer en Tí como en su Redentor integral:
                                             ¡danos a beber el excelente vino de tu Divino Amor
                                                           para que podamos obedecerte amándote, hasta el final!                     

19 ene. 2019

¿Qué es ser cristiano?




El cristiano no se mueve por mandamientos, de forma exterior a él; el movimiento es interior: el Espíritu Santo, dado gratuitamente, es el Amor mismo de Dios en el corazón del cristiano (inhabitación). Él realiza en el cristiano su obra: une a Dios-Amor; se es amado con el Amor de Dios




El amor de Dios precede, suscita y acompaña la respuesta del hombre. El cristiano que se sabe amado, poco a poco, cambia su vida: responde al Amor con su vida. La moral cristiana es respuesta de amor. “El que ama guardará mis mandamientos”. El amor supera la ley, sobrepasa el “mininum” de los mandamientos





si callas, calla por amor; si clamas, clamas por amor; si corriges, corrige por amor; si perdonas, perdona por amor; si está dentro la raíz del Amor, no podrá salir de esa raíz sino el bien (S. AGUSTÍN, in ep. Ioh 7,8).





Se vive como discípulo, aprendiendo en la escuela del Evangelio, guiado por otros discípulos profundamente creyentes. Nunca la “apropiación” del cristianismo es completa, perfecta y acabada: nadie refleja en todos sus aspectos la totalidad del Misterio de Cristo, sino que cada uno refleja un aspecto, una perspectiva..., y siempre va creciendo "hasta la medida de Cristo en su plenitud" (Ef 4,13). ¿Qué rasgo quiere Jesucristo acentuar más a cada uno? ¿Qué página del Evangelio está escribiendo a fuego el Señor en tu alma?


Del blog de Don Javier Sánchez Martínez, presbítero. Sin Mi no podéis hacer nada... ¡La Gracia!

17 ene. 2019

La paciencia de Dios






... aquel que ha sido enviado por la Luz, 
esparce sombras  y desasosiegos,
y oscurece el ámbito que, por derecho Divino, le pertenece a la Luz...

por un tiempo, no más. 




12 ene. 2019

Un grano de fe




" En esto consiste la confianza que tenemos en el Hijo de Dios, en que si le pedimos algo según Su Voluntad, nos escucha. 



Y si sabemos que nos escucha en lo que le pedimos, sabemos que tenemos conseguido lo que le hayamos pedido."


(de la primera carta del Apóstol San Juan 5,14)


5 ene. 2019

Mi alma te busca, Señor




«En verdad, en verdad os digo: veréis el cielo abierto y a los ángeles de Dios subir y bajar sobre el Hijo del hombre»




«¡Oh, mi Dios, Trinidad a quien adoro! Ayudadme a olvidarme enteramente para establecerme en Vos, inmóvil y tranquila, como si mi alma estuviera ya en la eternidad. Que nada pueda turbar mi paz, ni hacerme salir de Vos, ¡oh mi Inmutable!, sino que cada minuto me haga penetrar más en la profundidad de vuestro misterio. Pacificad mi alma, haced de ella vuestro cielo, vuestra morada amada y el lugar de vuestro reposo. Que no os deje allí jamás sólo, sino que esté allí toda entera, completamente despierta en mi fe, en adoración total, completamente entregada a vuestra acción creadora.

¡Oh, mi Cristo amado, crucificado por amor! quisiera ser una esposa para vuestro Corazón, quisiera cubriros de gloria, amaros... hasta morir de amor. Pero siento mi impotencia y os pido os dignéis "revestirme de Vos mismo" Identificad mi alma con todos los movimientos de la vuestra; sumergidme, invadidme, sustituidme para que mi vida no sea más que una irradiación de vuestra vida. Venid a mí como Adorador, como Reparador y como Salvador. ¡Oh Verbo eterno, Palabra de mi Dios! Quiero pasar mi vida escuchándoos; quiero hacerme dócil a vuestras enseñanzas, para aprenderlo todo de Vos; y luego, a través de todas las noches, de todos los vacíos, de todas las impotencias, quiero miraros siempre y permanecer bajo vuestra gran luz. ¡Oh Astro amado!, fascinadme para que no pueda ya salir de vuestra irradiación.

¡Oh Fuego consumidor, Espíritu de Amor! "Descended a mí", para que se haga en mi alma como una encarnación del Verbo: que yo sea para El como una humanidad complementaria en la que renueve todo su Misterio. 

Y Vos, ¡oh Padre eterno!, inclinaos hacia vuestra pequeña criatura, "cubridla con vuestra sombra", no veáis en ella más que al "Amado en quien Vos habéis puesto todas vuestras complacencias"

¡Oh, mis Tres, mi Todo, mi Bienaventuranza, Soledad infinita, Inmensidad donde me pierdo! Yo me entrego a Vos como una presa. Encerraos en mí para que yo me encierre en Vos, mientras espero ir a contemplar en vuestra luz el abismo de vuestras grandezas.

Santa Isabel de la Trinidad
 

3 ene. 2019

Los que odian, juzgan y critican a los demás

¿Quién soy yo para juzgar a nadie?

Pero sí que puedo enjuiciar desde la sabiduría que nos concede el Espíritu Santo, en mayor o menor medida, que el remedio para esos pecados es primero reconocerlos, y segundo luchar contra ellos, con la Gracia de Jesucristo que a ningún cristiano se niega.

¿Dejar de ir a Misa, que es el memorial de la pasión y resurrección de Jesucristo puede acaso conllevar algún bien?

¿Dejar de tomar la medicina acaso puede curar al enfermo?

Dejar que las ovejas se pierdan no es lo que el Buen Pastor hace, que sale siempre en busca de la oveja perdida, para redimirla y conducirla a la vida eterna.

Enmienda, perdón, gracia y conversión es lo que todos necesitamos para vencer nuestros propios pecados.

No hay luz, donde la niebla abunda...

1 ene. 2019

Santa María, Madre de Dios






Santa María es madre verdadera de Jesucristo, Dios y hombre verdadero, y por ende Madre de la Persona de Jesucristo que es la segunda Persona que conforma la Santísima Trinidad, y por todo ello con propiedad la llamamos: Madre de Dios.

Jesucristo, verdadera Persona, es verdaderamente hombre y es verdaderamente divino: Él es el Verbo eterno y divino. Las madres son madres de personas y en el caso de santa María, es madre de la segunda Persona de la santísima Trinidad que se hace hombre en su seno virginal por obra del Espíritu Santo.

Esto pertenece a nuestra Fe cristiana. ¿ Lo crees?

Esto pertenece al depósito de la Verdad revelada a los hombres por Jesucristo y a lo largo de los siglos, por el Espíritu Santo que nos ha sido dado desde Pentecostés, en su Iglesia Amada, la que Él mismo fundó sobre la fe de San Pedro, que es piedra que sostiene con, en, y por Jesucristo el edificio espiritual de la Iglesia, en el tiempo y en la eternidad.

Creer en Jesucristo es adherirse totalmente a Él, como persona, como perfecto comunicador de la Verdad, según Dios y cuando yo acepto al Señor como norte de mi vida, me abro a una cosmovisión nueva, superior, asombrosa y del todo creativa: la del mismo Dios Creador y Redentor del hombre caído en desgracia, desde el inicio de los tiempos. Si acepto al Señor, recibiré su Luz para ver, entender y avanzar.

30 dic. 2018

¡Sagrada Familia de Pentecostés






Hacednos UNO y TRES!

26 dic. 2018

Mamá María es inmaculada




La mujer de las santas Escrituras, esa cuya descendencia ha de pisar la cabeza soberbia de la antigua serpiente, es imagen de santa María, y así nos lo enseña la doctrina bimilenaria de la Iglesia católica.

¿cómo iba a habitar el Altísimo y Divinísimo Verbo de Dios en una criatura tendente al pecado y habitualmente pecadora?

¿cómo iba a poder sentirse a gusto Aquel ante cuya Presencia los ángeles del cielo se inclinan profundamente, Aquel ante cuya Divina Presencia, ningún mortal puede sobrevivir?

¿Acaso pensamos que Dios por ser lento a la cólera y rico en piedad, como nos recuerda constantemente la Sagrada Escritura, y en especial la Palabra de Jesucristo reflejada en los 4 Evangelios canónicos, es como un amiguete al que podemos invitar a nuestra casa, aunque esta esté desordenada y sucia?

No, jamás.
Nunca.

Para que Dios pudiera hacerse hombre, tuvo que ser por mediación del Espíritu Santo y en una mujer humana que no hubiera heredado el pecado de Eva y Adán, y por lo tanto podría decirse que en María inmaculada, Dios comienza de nuevo Su Creación definitiva y la Redención de todo el género humano caído en desgracia, dolor y muerte, gracias a la vida, palabra, pasión y resurrección de su Hijo unigénito hecho verdadero hombre en María, la nueva Eva que tan sólo vive para hacer la Voluntad de su Dios, porque se sabe pequeña y muy amada por los divinos 3.

¿Quién niega estas verdades reveladas a los hombres pecadores y custodiadas en la Iglesia católica durante más de 2000 años?

Tan solo el padre de toda mentira, y aquellos que le secundan.

22 dic. 2018

Cuento de Navidad

En la soledad, tras la jornada diaria,
se encuentra el hombre a sí mismo.

Ya no tiene que disimular ni hablar cuando en realidad no lo desea...

Ya puede al fin descansar, no pensar en nada, simplemente respirar pausadamente... estar en paz.

Pronto acuden mil pensamientos sobre lo que queda por hacer, lo que podría modificar y mejorar, lo que mañana tiene comprometido a tal o cual hora... tantos debo hacer, que en acabar de relajarse, ya se está agobiando de nuevo el solito ...

Y dice: "¡Basta! No quiero pensar, no quiero reflexionar, tan solo descansar y respirar..."

Busca paz interior y le llegan ruidos, gritos, golpes del vecindario...

"¿Dónde hallaré paz?"

Cuando una ténue voz interior le dice: " Soy Yo. ¿Quieres estar Conmigo?"

Y el hombre Le reconoce y contesta: "¡claro que sí, mi Señor!
¡sólo Tú eres mi paz! ¡Sólo Tú tienes palabras de vida eterna!"

Y resuena, como un eco eterno: " Venid a Mí los que estáis cansados y agobiados, que Yo os aliviaré. Cargad con Mi yugo y aprended de Mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis vuestro descanso. Porque Mi yugo es llevadero y Mi carga ligera."

Y el hombre asiente diciendo: No hay palabras semejantes a estas... Nadie nunca pronunció, salvo Jesucristo, precisamente lo que cada ser humano necesita que se le diga de parte de Dios mismo. 

"Tú eres mi Paz, Señor Jesús y yo deseo seguirte y obedecerte, hasta el final y más allá"
 


16 dic. 2018

Proceso vital



Ando caminos,
oigo mil voces...
bajo a lo hondo,
y siento el lodo...




¡levanto mi vuelo
buscando el Agua!...
me lanzo y veo:
¡que me limpia y sana!



recuerdo mi madre,
segura me hallaba...
¡aún oigo su voz
qué dulce me amaba!



y vuelo, insegura,
en frío de invierno,
más sé que me apoyo
en Amores eternos...



y miro, y busco...
sabiéndome amada,
Su Rostro paterno,
y dulcísima mirada.

25 nov. 2018

Jesucristo, Rey del universo





 " ...a Él se le dio todo Poder, Honor y Reino..."





"...Mirad: viene entre las nubes. Todo ojo lo verá; también los que lo traspasaron. Por él se lamentarán todos los pueblos de la tierra..."




 «Tú lo dices: Soy Rey. Yo para esto he nacido y para esto he venido al mundo; para dar testimonio de la Verdad. Todo el que es de la Verdad escucha Mi Voz».
 

23 nov. 2018

El corazón



El corazón del hombre no es sinónimo de sentimentalismos vacíos y necios, no.

El corazón del hombre es expresión del yo más profundo.

Eso que al cerrar los ojos y concentrarnos en nosotros mismos, expresamos como: " yo soy Juan, yo soy Elena, yo soy Alberto"... etc.

Ese saberme persona humana, lo hallo en mi corazón, en mi centro, independientemente de si soy una persona seria, cariñosa ó fria, si mis sentimientos son equilibrados ó sometidos a los vaivenes de mis pasiones.

Comprendido esto, podemos afirmar que cuando Jesucristo dice aquello de: "el que me ame, Mi Padre y Yo le amaremos y vendremos a él, y haremos morada en él " es una maravillosa afirmación de que si me decido por Jesús de Nazareth, si decido prestarle mi credibilidad ante todo cuanto dijo e hizo, su Dios revelado, Él mismo y Su eterno Padre conjuntamente con el Amor de entrambos vendrán a mí, y como Bendición celestial, harán su morada en mi yo más profundo, para bendecirme, iluminarme, guiarme y conducirme hacia la Vida eterna de gozo y amor que me ofrecen, después de esta.

Si creo esto, viviré para siempre.

Que así sea para todos.


17 nov. 2018

Voz que clama en el desierto




 
Mi Retorno a la tierra de los pecadores se acelera, conforme el mal va ocupando de forma global vuestra tierra.

No sabéis hasta qué punto están organizados los que batallan del lado de satanás.
Estáis mucho más sometidos, de lo que sabéis...

Más aún y con todo, nada pueden contra Mí y Mi Iglesia, formada por todos aquellos que me aman y se esfuerzan por seguirme y obedecer mis enseñanzas.

No hay más. Os amo a todos y solo hallarán Mi Vida eterna los que quieran escucharme, reconocer su pecado y Mi Amor por ellos, pidiendo perdón hallarán Mi Misericordia infinita, y su camino hacia la Vida que les ofrezco.

Mis ángeles del cielo se ocupan de ayudaros, protegeros y conduciros hacia Mí.
Confiad en ellos también.

Tened fe, vuelvo pronto, más pronto que nunca, estoy a las puertas, ¿os hallaré esperanzados y confiados en Mi Amor?

14 nov. 2018

¡Venid a Mí, los que andáis cansados y agobiados!

Estar cansado y agobiado es el estado natural de muchas personas de hoy en dia. Se ha impuesto el vivir estresado y resulta que es como una droga, sin la cual el hombre se siente vacío por dentro.

¿Es Vd. capaz de dedicarle a la empresa 12 horas al dia?
Si es así, la empresa se lo tendrá en cuenta. Vivirá Ud. aquí, con sus colegas y jefes, serán todos como una familia...

Suena bien, pero es una esclavitud más de nuestra época.
¿Acaso no hay vida fuera del ámbito laboral?
¿Acaso no es más importante darle a la propia familia lo mejor de uno mismo en vez de gastar el 80% de las propias energías en contentar a la empresa?

Es un desorden, es una adicción. Un veneno.

Una mentira que provoca que las personas, además de ser negligentes con sus deberes familiares, porque ya no les quedan energías para nada, en el trabajo rindan peor, que si tuvieran serenidad y pudieran afrontar el trabajo con paz interior.

Una auténtica trampa del demonio, contra la cual solo el cultivo de la vida interior, la fe en un Dios que te ama en Jesucristo, el estarse con Él, cada dia, un buen rato, nos puede de verdad liberar.

No hay otra liberación que sea verdadera. 

O Cristo y su Amor redentor, o la muerte a plazos, a cargo del mundo, la carne y el demonio. 

Tú eliges.

12 nov. 2018

Infancia espiritual






" Si no os hacéis como niños, no entraréis 
en el Reino de los Cielos."


¡Pues qué suerte que tengo de ser pequeña e indefensa!

¡Que Mi Dios tal me hizo,
y su Diestra me compensa!

Pues El más Grande de todos se alegra,
viendo al pequeño

La norma del mundo desprecia
al pobre y al profeta,

Más Dios, el Altísimo sabe
y se fija y aprecia
el alma que le busca y con Él se sincera.

¡Alegraos los pequeños, los pobres y vencidos,
pues sois ya muy amados,
compadecidos y preferidos!

¡Tan solo en Dios hallaréis vuestro gozo bien crecido!